Lana, dispuesta a renunciar a su blog de moda para apostar por el amor