El patito feo se convierte en cisne: la mítica transformación de Bea, muy pronto en Divinity