Lo feo nos enamora: el gran cambio de Bea, muy pronto en Divinity