¡Iníciate en la meditación! No solo es bueno para el cuerpo, sino también para el alma