Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aaron Carter, otro niño prodigio en proceso de desintoxicación

El mundo del espectáculo asiste por enésima vez a la dura caída de un ídolo infantil. Aaron Carter, cantante y hermano de Nick el del los 'Backstreet Boys', es hoy un despojo humano que debe desintoxicarse. Un culebrón.
El mundo del espectáculo asiste por enésima vez a la dura caída en desgracia de un ídolo infantil. Aaron Carter, hermano del Backstreet Boy Nick Carter, que tuvo una carrera propia como niño prodigio, es hoy un despojo humano que ha tenido que entrar en un centro de desintoxicación a causa de sus adicciones.
La noticia la ofreció en exclusiva el canal de televisión 'E!' y Aaron lo confirma a través de su propio Twitter donde por sus actualizaciones de estado parece que progresa adecuadamente en su proceso de limpieza: “No tengo respuestas adecuadas para todo, pero hoy mis ideas son más parecidas a las de un hombre honesto”, publicaba a primera hora del martes.
Por otra parte, la página web de cotilleos Radar On Line publica hoy unas imágenes de Aaron fumando en una pipa que podría tener crack. No es la primera vez que se rumorea que el joven, de tan solo 23 años, podría estar enganchado con la sustancia que acabó con Whitney Houston.
“Hace meses Aaron me pidió que lo ayudara a volver a la música y recuperar su carrera. Ha estado trabajando en su nuevo álbum y poniéndose en forma. Pero se tomó un tiempo para sanar su espíritu también. En la clínica le darán la guía que necesita, y lo que pide es que lo tengan en sus oraciones y respeten su privacidad en este difícil momento”, declara el manager del artista.

Drogas en el entorno

Los problemas con las drogas parecen ser, además, habitual en el entorno de Aaron. Su hermano mayor, Nick Carter, tuvo que entrar en rehabilitación en 2005. Hace unas semanas, su compañero de grupo, A.J. McLean, también entraba en un centro para quitarse de las adicciones. Otra drogadicta VIP, Lindsay Lohan, fue su novia hace ya varios años.

La carrera de Aaron se encontraba, además, en declive. Después de su época de niño prodigio el éxito musical nunca volvió, a pesar de que lo intentó en repetidas ocasiones y cuenta con ocho discos publicados. Su último momento de gloria fue cuando participó en 2009 en la edición americana de “Más que baile en la que coincidió con otras estrellas en declive como Melissa Joan Hart (la bruja adolescnete Sabrina) y la actriz Debi Mazar.