Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Angelina Jolie, de enfant terrible a femme fatale

Una antigua y extraña fotografía publicada por una página de imágenes de famosos nos recuerda los años mozos de Angelina Jolie, antes de hacerse modelo e iniciar una andadura repleta de escándalos.
Se trata tan sólo una página de fotografías extrañas de famosos que acaba de publicar una de Angelina Jolie. Es de su época adolescente, cuando antes de ser una femme fatale era una auténtica enfant terrible. El sombrero, la guitarra y los anillos la delatan, ala Jolie le iba el mambo, aunque de ese mástil saliera rock.
Porque se podrán decir muchas cosas de ella, pero nunca que haya tenido una vida como cualquier hijo de vecino. Ha confesado que desde una edad muy temprana mataba a sus mascotas, que por otro lado eran bichos de todo tipo, incluidas serpientes. Una obsesión por los animales muertos que parece pasar de generación en generación: Su hija Shilloh ha dicho que quiere un pajarito disecado, según publicó el Vogue americano.
Pero a Jolie en aquellos días tampoco le fue bien con los humanos. Golpeaba a sus compañeros de clase por reírse de ella. Tiempos en los que llevaba el pelo de color púrpura, iba siempre de negro como una chica gótica… hasta barajó, como buena siniestra, ser directora de una funeraria, o eso nos contó la RollingStone.
En cualquier caso, los aspectos más oscuros de esta tribu urbana los llevó hasta el extremo. Fue de esos que expresaban su arte sobre piel humana, la suya concretamente. La automutilación.  "Coleccionaba cuchillos y  por alguna razón, el ritual de haberme cortado y sentir el dolor tal vez me hacía vivir la sensación de algún tipo de liberación; es de alguna manera terapéutica para mí", confesó tan ancha en una entrevista en la CNN. Más adelante, pasó a hacérselo a los demás y mezclarlo con el sexo, según la investigación de Ian Halperin, un periodista canadiense experto en famosos.
Todo esto desembocó en una serie de fotografías que publicó la revista Star en las que tenía sexo sadomasoquista completamente ataviada ad hoc con 24 añitos. Aparecieron en el Daily Mail, la actriz tenía cinta adhesiva en los pezones y un collar de perro. Las vendió una autodenominada amiga que las contextualizó comentando que en el momento de sacar las imágenes iban ciegas de heroína. Fueron años de locura antes de triunfar y formar una de las familias más enviadas de Hollywood con Brad Pitt.
Ver más de: