Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brittney dice que se acostó con Ashton

Pero no es Britney Spears, sino Brittney Jones, una arribista de tabloide que afirma que Ashton fue un amante entregado y cariñoso mientras Demi Moore se encontraba fuera de la ciudad.
No es una errata, es Brittney, con dos tes. Si con ese nombre no te las arreglas para romper un célebre matrimonio de Hollywood es que te han bautizado en vano. Brittney Jones, una morena de 21 años, tardó lo mismo que Ashton Kutcher en ducharse en llamar al tabloide Star y contar con pelos y señales su encuentro con el marido de Demi Moore y más celebre usuario de Twitter. Eso es lo que puede pasar cuando te pasas el día haciéndote fotos en bikini frente al espejo del baño como una obsesa: que tu marido puede estar acostándose con cualquiera.
Star ya se metió en problemas hace menos de dos semanas, cuando afirmó que Ashton había sido visto besando a una rubia joven y atractiva en los cuartos de baño del restaurante italiano Madeo, en Los Angeles. Kutcher respondió desde su twitter (¿desde dónde si no?) que "llamarme adúltero es difamación. Espero que mi abogado esté de acuerdo. STAR magazine: no podéis ateneros a la libertad de prensa cuando estáis escribiendo ficción".
Lo mejor de todo esto es que en esa ocasión Demi Moore le respondió desde su propio twitter diciéndole: "¡Toda la razón, mi amor!".
Lejos de recular, ahora la revista ataca de nuevo y poniendo cara a la "afectada" (si se le puede llamar así) desde la portada. Brittney Jones, que tiene esa pinta de clásica cheerleader con cara de pan venida de lo más profundo de Kentucky, afirma que conoció a Ashton cuando él estaba jugando a los bolos con Demi y su hija Rumer (la de la cara rara) en un club de Hollywood.
La muy pilla le pasó su número de teléfono escrito en una servilleta de papel y él no tardó en empezar a enviarle mensajes como "¿Estás ocupada?". "Le escribía lo mensajes con mucha cautela", explica ella a Star. "Él estaba medio paranoico y no quería escribirle nada que le metiese en problemas. Le pregunté si quería que nos viésemos y así es como lo planeamos". Pronto quedaron para acostarse juntos. Y, según Brittney, Ashton fue lo suficientemente caballeroso como para no meterla en la cama donde siempre duerme con su esposa, sino que tuvieron sexo en el sofá del salón.
Demi estaba fuera de la ciudad (¿tal vez haciéndose fotos en bikini en cuartos de baño de los estados colindantes?). Y Ashton, según Brittney, no le decepcionó. "Es un gran amante. Muy considerado y dulce. Fue muy especial para mí. Me sentí totalmente confortable en sus brazos. Fue tierno y dulce, no un polvo cualquiera". Claro que no lo fue, Brittney. Si ese coito realmente tuvo lugar sólo fue el principio de una historia de amor perfecta que terminará con una boda en Hawaii.
Ashton ha vuelto a decir que Star está mintiendo, lógicamente, esta vez no a través de su Twitter sino a través de un comunicado a la revista Us Weekly, que tiene más en común con Star de lo que Ashton parece creer. "Star Magazine publica continuamente mentiras sobre Ashton Kutcher y muchas otras celebridades. Esta no es la primera, y no será la última vez que insisten en esta temeraria conducta". Pero siempre es lo mismo: ellos volverán a publicar algo sobre una infidelidad, Ashton volverá a denunciarlos, ellos volverán a publicarlo... Esta misma noticia se podrá copiar, pegar y publicar dentro de dos semanas.