Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celebrities al borde de la excomunión

Susan Sarandon se acaba de unir a las celebrities non-gratas para la Iglesia Católica después de llamar "nazi" a Benedicto XVI. Hasta ahora la actriz, metida en causas progresistas por doquier, nunca había afirmado algo tan contudente. Repasamos los famosos más blasfemos de la historia reciente.
Susan Sarandon acaba de unirse al selecto grupo de celebrities antivaticanas. La famosa actriz ha despertado las iras de la Iglesia de Roma después de llamar al Papa Benedicto XVI 'nazi'.
Todo surgió en el marco de una entrevista en la que la actriz, de 65 años, explicó que le mandó al Papa una copia del libro "Dead Man Walking", sobre el que se inspiró la película que protagonizó la propia Sarandon “Pena de Muerte”. "Se lo envié al anterior", dijo en referencia a Juan Pablo II, "no a este nazi que tenemos ahora".
La Liga Católica ya ha crucificado, nunca mejor dicho, a Sarandon. Sin embargo la actriz no está sola: son muchas las celebrities que por sus actitudes blasfemas están o han estado al borde de la ex comunión. Repasamos algunas de ellas.

Sinead O'Connor, activista antipapal

Si por algo pasará Sinead O'Connor a la historia es por el polémico momento en el que rompió en prime time y por sorpresa ante millones de espectadores una foto del entonces pontífice Juan Pablo II. Sinead cogió una instantánea del Papa y la hizo añicos frente a las cámaras mientras gritaba “Lucha contra el auténtico enemigo”. Sinead aseguró que quería gritar en contra de los abusos sexuales de la Iglesia a los menores.

Madonna, blasfemias sexys

Si hay una estrella especializada en levantar las iras de la Iglesia Católica, ésa es Madonna. La cantante, que para colmo tiene nombre de virgen, llegó a la cima del escándalo católico con su vídeoclip “Like a Prayer” de 1989. En el clip, Madonna liberaba, seducía y se acostaba con San Martín de Porres en medio de una Iglesia y bailaba como una descosida frente a varias cruces ardiendo. El vídeo fue retirado de la televisión americana por blasfemo y le costó a la cantante un millonario contrato comercial con Pepsi. La Ciccone volvió a despertar las iras católicas en 2006 cuando salía en sus conciertos crucifiada y con una corona de espinas.

Britney, pervirtiendo al clero

Si la reina del pop enfada a la Iglesia, la princesa no iba a ser menos. En el libreto de su disco 'Blackout' de 2007, la Spears aparecía seduciendo a un cura mientras le confesaba. La Liga Católica norteamericana, siempre al quite, se apresuró en solicitar a Britney que retirase esas imágenes tan ofensivas. La cantante hizo oídos sordos a las demandas cristianas y prefirió condenarse al fuego eterno.

Lady Gaga, enamorada de Judas

Lady Gaga también ha tomado el relevo de Madonna en lo que a polémicas eclesiásticas se refiere. No contenta con haber enfadado a los cristianos de todo el mundo cuando en el videoclip de su canción 'Alejandro' se tragaba un rosario vestida de monja, la excéntrica popstars repitió escándalo. Como segundo single de su nuevo álbum Gaga eligió la canción de 'Judas'. En el clip Gaga interpreta a María Magdalena que se debate entre el amor de Cristo y el del apóstol traidor.

Marilyn Manson, anticristo superstar

La pose satánica de Marilyn Manson provocó todo un movimiento para los católicos centroeuropeos en 2009. Un grupo católico de Hungría hizo unas jornadas de ayuno y rezos para alejar al rockero de su país, donde iba a ofrecer unos conciertos, como el ajo y el agua bendita para espantar a los vampiros. Los católicos húngaros sostenían que el concierto puede incitar el odio contra los cristianos y que también otorga una plataforma para abusar de la Iglesia y sus sacramentos. "Por lo tanto, nos entregamos a todos nuestros benevolentes hermanos cristianos para que rueguen por aquellos que incitan el odio y por nuestros hermanos perdidos con rezos y haciendo un ayuno", señalaban.