Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton está en España

El gran ejemplo de las primeras damas modernas, el espejo en el que se miran Carla Bruni, Michelle Obama y hasta Sonsoles Espinosa ha aterrizado en tierras españolas.
El gran ejemplo de las primeras damas modernas, el espejo en el que se miran Carla Bruni, Michelle Obama y hasta Sonsoles Espinosa y en su momento Ana Botella, ha aterrizado en tierras españolas. La señora de Clinton, Secretaria de Estado de Estados Unidos, se encuentra en nuestro país en visita oficial.
Fiel al estilo de moderna sobriedad que la hizo famosa, Hillary ha bajado del avión gubernamental del gobierno estadounidense vestida con un traje de chaqueta de color azul azafata.
La mujer que soportó la infidelidades de su esposo con una dignidad y estoicidad admirables ha completado su estilismo, sobrio y profesional, con un blusón blanco con chorrera y unos zapatos de pequeño tacón.

El Rey elige a Hillary frente a Charlene

La entrevista que mantendrá la señora Clinton con el monarca ha sido la razón de agenda esgrimida desde la Casa Real para justificar la ausencia del Rey a la boda de Alberto de Mónaco con Charlene que tendrá lugar esta tarde.
Tal y como informamos, la página oficial del bodorrio monegasco publicaba este viernes una lista de invitados oficiales confirmados en la que se incluía el Rey Don Juan Carlos. Zarzuela, preguntada por Divinity, lo desmentía al instante.

Infidelidad manifiesta

Esperamos que Hillary no decida pasearse por la Gran Vía madrileña durante su estancia en la capital porque allí puede revivir uno de los episodios más dramáticos de su vida matrimonial.
Una agencia de contactos para infieles se anuncia a lo grande en la arteria madrileña utilizando la imagen de su marido como reclamo. El anuncio se completa con dos fotografías del Principe Carlos y Don Juan Carlos y el eslogan '¿Qué tienen estas 'realezas' en común? Deberían haber utilizado Ashley Madison'