Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Keanu y su banco

Después de que la imagen de un Keanu triste y solo en un banco diese la vuelta a internet y se convirtiese en el nuevo meme de la red, el actor se ha vuelto a sentar en un parque. Aunque esta vez, acompañado. ¿Querrá frenar el boom?
Esta foto de un Keanu Reeves abatido y comiendo un sandwich en soledad apareció en Internet la semana pasada:
Las redes sociales se pusieron en marcha enseguida. Twitter, Facebook y todo tipo de foros intetaban resolver el entuerto: ¿qué ponía tan triste a Keanu? En realidad la vida de Keanu no ha sido un paseo por el parque, dado que en el año 2000 perdió al hijo que esperaba con su pareja y en el año 2001 perdió a su pareja en un accidente de coche. Por si fuera poco, su hermana ha luchado durante varios años contra la leucemia y fue hospitalizada por esta causa en 2007.
Pero la realidad, por dura que sea, es lo de menos. Lo que interesa es jugar. Las teorías acerca de qué amargaba a Keanu se convirtieron en el pasatiempo más entretenido de la semana y después llegó lo mejor: el uso indiscriminado de Photoshop.
Había nacido un nuevo meme, o sea, una de esas bromas que se originan en Internet hasta volverse virales y de las que todo el mundo habla a la hora de la comida. Ejemplos de memes son las "Señoras que..." que revolucionaron Facebook o también las famosas fotos de las hijas de Zapatero o las del nuevo rostro de Belén Esteban, que un montón de usuarios transformaron sin piedad con fines humorísticos. Ese Keanu Reeves de la foto ha sido bautizado como 'Sad Keanu' y ha cobrado vida por sí mismo.
Sirva como ejemplo esta imagen que una usuaria ha colgado en su Tumblr, en la que la imagen más viral del año pasado se mezcla con la de nuestro 'Sad Keanu':
En esta otra galería se pueden ver otros ejemplos de qué han hecho con su imagen. Lo han colgado del Cristo Redentor de Rio de Janeiro, lo han sentado junto a Bin Laden, lo han arrojado a las fauces de un tiburón, lo han convertido en un Beatle y lo han subido junto a los obreros a la viga en la famosa foto de la construcción del edificio Chrysler.
Pero lo importante es que Keanu, que posiblemente se haya enterado de todo esto y posiblemente no, ha vuelto a sentarse en un banco. Pero esta vez la estampa es más esperanzadora. La imagen se tomó ayer mismo en Nueva York:
Algo más contento, en compañía y con un fondo de vegetación bastante más agradecido que la triste obra que le acompañaba en la foto original que desató la ola de creatividad entre usuarios de Internet de todo el mundo. ¿Durante cuánto tiempo tendrá gracia esta noticia? No se sabe, cualquier foto que se está tomando mientras lees esto será la culpable de que la semana que viene estemos perdiendo el tiempo en el Twitter.