Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Kardashian y otros divorcios express

Kim Kardashian acaba de anunciar que se divorcia después de 72 días casada con Kris Humphries. Revisamos otros casos parecidos al suyo en Hollywood. Allí casarse y divorciarse es como ir al súper.
La polémica Kim Kardashian acaba de anunciar que se divorcia después de tan sólo 72 días casada con Kris Humphries. Según se explicaba en el canal de televisión 'E!', donde Kim protagonizó durante años su propio reality show, el punto y final de este cuento ha llegado por "diferencias irreconciliables". Sin embargo la sombra del montaje planea sobre la starlette yanqui, aficionada a los escándalos y las portadas.
Eso de casarse y divorciarse en tiempo récord no es una novedad en Hollywood. Repasamos algunos de los matrimonios más fugaces del mundo del corazón estadounidense donde casarse y divorciarse es como ir al supermercado a por jamón de york.

Britney y Jason Alexander: 55 horas

El récord de matimonios express lo tiene Britney Spears. En la nochevieja de 2004 Britney se casó con Jason Alexander, amigo suyo de la infancia. Se casaron, como no, en Las Vegas y la cantante eligió para la ocasión vaqueros rasgados y una gorra de baseball. El matrimonio sólo duró 55 horas y se anuló porque la princesa del pop “tenía mermadas la capacidad de sus acciones”. Vamos, que se lo había bebido todo. Eso sí, Jason Alexander habla con frecuencia en las revistas del corazón americanas en calidad de ex marido de Spears.

Cher: nueve días

En julio de 1975 Cher pasó nueve días casada con Gregg Allman, un músico de su banda. La reina madre del pop se casó con este hombre tan sólo tres días después de divorciarse de Sonny Bono. Cher y su fugaz marido volaron a Las Vegas para casarse rápidamente. Tiempo después Cher declararía que decidió divorciarse cuando descubrió los problemas de alcohol y droga de su esposo express.

Lisa Marie Presley y Nicolas Cage: cuatro meses

Pocos lo recuerdan pero Lisa Marie Presley y Nicolas Cage estuvieron casados después de que ella se divorciase de Michael Jackson y él de Patricia Arquette. La pareja se dio el 'sí quiero' en una romántica boda en Hawaii durante el verano de 2004 y en noviembre ya no se podían ver delante. Actualmente, Lisa Marie ha declarado que es lesbiana.
Carmen Electra y Dennis Rodman: cinco meses
La playmate y ex vigilanta de la playa Carmen Electra se casó con Dennis Rodman, más famoso por sus escándalos que por su juego en la NBA, en noviembre de 1998. La ruptura llegó en marzo de 1999. Las Vegas volvió a ser el telón de fondo de este matrimonio que ya tuvo un conato de anulación nueve días después de los votos de amor verdadero. Tras superar la crisis aguantaron juntos cuatro meses y medio más.

Shannen Doherty: dos bodas, quince meses en total

Lo de Shannen Doherty tiene delito. En septiembre de 1993 pasó por el altar con su novio Ashley Hamilton y para el mes de febrero de 1994 ya había firmado los papeles de divorcio. Años después volvería a casarse con Rick Salomon (el mismo que protagonizó el vídeo sexual de Paris Hilton) y no aguantó más de diez meses. Shannen volvió a casarse hace una semana, esperamos que llegue a Navidad.

Liz Taylor, ocho meses con el abuelo de Paris Hilton

Elizabeth Taylor pasó por el altar en innumerables ocasiones. La más fugaz fue su primer matrimonio con el magnate hotelero (y abuelo de Paris), Nicky Hilton. La actriz se casó con tan sólo 19 años y declaró tras su divorcio que “tenía el cuerpo de una mujer pero la impulsividad de una niña”.