Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orlando Bloom, 'El Señor de los Perros'

A Coco no le gusta Orlando porque sea guapo. Tampoco porque su mujer sea espectacular. Si por algo le gusta es por su afición canina. Orlando tiene dos perros con los que juega, abraza... e incluso duerme con ellos. No nos extraña que a Miranda no le haga gracia que haya tanta perra en la cama.
De pequeño quería ser Spiderman y de mayor se ha convertido en el superhéroe pirata de muchas fans. Orlando Bloom (13 de enero de 1977) tiene todas esas cosas que deben tener los grandes para ser admirados: interpretar a personajes de fama universal, posar como un modelo de revista y, además, estar con una de las mujeres más bellas del mundo, Miranda Kerr. Eso no es suficiente para Coco; a mi perra bloguera lo que le ha conquistado de Orlando –hay un bar en mi pueblo que se llama igual y que hace las mejores gambas al ajillo de la tierra- es que tiene mascotas, que carga con ellas, que las abraza, que juega, que las mima y que, como Tita Cervera, duerme con ellas. Tanto es así que se llegó a decir que a Miranda Kerr no le hacía gracia que hubiera tanta perra en la cama.
Pero esos traumas se superan, dice Coco. “Las perras sabemos estar”, matiza con cierto retintín que no comprendo. Hoy está críptica y golosa.
Sigamos, Orlando Bloom, el eterno Legolas de 'El Señor de los Anillos' tiene dos mascotas: Sidi y Maude. Resulta que Orlando Bloom conoció a uno de sus canes en el rodaje de una película.
“Es un perrito que rescaté de las calles en Marruecos. Se llama Sidi”, lo suele llamar con un silbido, el perro llega y Orlando se pone a acariciarlo. Es algo que han visto muchos periodistas que han tenido el gusto de entrevistarlo.
“Más de una seguramente envidiará las caricias que recibe el perro”, me dice Coco con toda la razón del mundo. Es también una perra viajada, menos, pero viajada.
“Lo encontré en medio de la filmación de la película 'El reino de los cielos'. La primera vez lo vi en brazos de un viejito. Sadikie significa amigo en árabe, y Sidi significa caballero en marroquí. Lo vacuné y me lo traje conmigo a Estados Unidos”, ha contado Orlando.
Se lo empezó a llevar a todos los sitios, incluso al rodaje de 'Piratas del Caribe' donde jugueteaba con todo el equipo. Sidi es de esas mascotas que están “muy viajadas” y que hacen las funciones de su hijo. De hecho, Orlando acaba jugando con su perrito como si fuera su bebé, tanto por la calle como en la playa. Por el bien de Sidi confiamos que no le toque acompañar a Bloom también al surf, al parapente o al snowboard, deportes que practica el actor para mantener la figura de estrella.
En alguna sesión de fotos de esas teen para adolescentes coleccionistas ha posado con un labrador que se llama Nazgul, os sonará el nombre porque es de 'El Señor de los Anillos'. Sospechamos que la afición de Bloom hacia las mascotas viene de niño porque ha contagiado su amor a los animales incluso a sus novias. Kate Bosworth ('Superman Returns' en el papel de Luisa Lane) tiene una perrita que se llama Lila, la adoptó cuando salía con Orlando y mientras él rodaba en Marruecos la peli 'El reino de los cielos'. Kate rompió con Bloom pero no se ha despegado de su mascota.