Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paz, Orson, Sevilla y olé...¡¡No hay necesidad!!

Nos ha sorprendido mucho esta imagen de Paz y su marido Orson en la feria de Sevilla. La actriz pasea demasiado altiva y milanesa en la calesa. La gafa hollywoodiense, la gargantilla dorada estrangulando el vestido, el guiño en el bolso a Channel (que encima es falso)... no nos gusta para ir de feria.
Nos ha sorprendido mucho esta imagen de Paz y su  marido Orson en la feria de Sevilla. Esto de que la vida sea un continuo editorial de moda nos resulta cansino, falto de gracia, aburrido y lo peor ¡carente de estilo!
Por eso Paz se ha ganado un ¡no hay necesidad! La actriz pasea demasiado altiva y milanesa en la calesa. La gafa hollywoodiense, la gargantilla dorado estrangulando el vestido... no nos gusta para ir de feria. Falta complicidad, fiesta y alegría. Ser famoso no es ser impostado. Ella recuerda a la Pantoja de ‘Marinero de luces’, en su momento viuda de España, y Orson nos recuerda una versión ya olvidada de señorito andaluz. Esta foto parece el frame de una TV movie sobre la pareja. ¡Y es la vida real! Qué miedo.