Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renée Zellweger volverá a engordar

Bridget Jones coge papel y lápiz para escribir la tercera parte de su diario. La película abordará el problema de Bridget y Mark para tener niños. ¿Qué papel jugará Daniel?
La delgadísima Renée Zellweger va a tener que perder su privilegiada figura en aras de volver a ponerse en la piel (y en las carnes) del personaje que más fama le ha dado en toda su carrera: Bridget Jones. El diario más famoso del cine vuelve a abrirse. Según informa en exclusiva la web EW, la tercera parte de ‘El diario de Bridget Jones’ está en camino. Lo ha confirmado la productora Working Title Films, responsable de la primera (2001) y la segunda parte (2004) de la saga.
En realidad la película llevaba gestándose desde 2009 pero ha sido hasta ahora cuando se han decidido a rodarla. De momento hay pocos detalles del libro de Helen Fielding, autora de las novelas 'Bridget Jones's Diary' y 'Bridget Jones: The Edge of Reason' en las que se basaron las anteriores películas. Lo único que se sabe es lo que comentó el año pasado Colin Firth, el oscarizado actor interpreta al tierno Mark Darcy: "Puedo decir que Bridget y Mark no pueden tener hijos". Ahí será cuando entre en escena el canalla a la par que hiperatractivo Daniel Cleaver, Hugh Grant. ¿Volverá a caer Bridget en sus brazos?
Lo que no se sabe todavía es cómo conseguirá esta vez Renée Zellweger hacerse con las tallas que le faltan para conseguir el cuerpo de Bridget Jones. En las anteriores ocasiones engordaba a base de bien, pero en 2009 declaró que no tenía intención de volver a cebarse para luego matarse en el gimansio. Ese año cumplió los 40 y a esa edad ya no resulta tan fácil perder peso. Además, según comentó ella misma, los médicos le habían recomendado dejar el papel por cuestiones de salud: "Tuve un ataque de pánico con los especialistas cuando hablaban de lo malo que esto puede ser a la larga, ganar tanto peso en periodos tan cortos de tiempo". Se habló de que se pondría un traje de espuma para lograr el efecto deseado.
En las otras películas de 'El diario de Bridget Jones', Renée adquirió 13 kilos a base de llenarse de grasas y azúcares. En concreto ingería 5000 calorías diarias, más del doble de las recomendadas en una mujer, entre hamburguesas, patatas fritas, batidos, pasta con salsas, tartas y 20 donuts diarios.