Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ricky Martin, de 'latin lover' impostado a guapo padre casado

El cantante se casará este enero en Nueva York con su chico, el asesor financiero Carlos González.
De ‘latin lover’ de telenovela a padre de gemelos... ¡a punto de casarse! Desde que hace menos de dos años Ricky Martin anunciara su homosexualidad, el cantante ha cumplido su promesa de luchar por una vida ajustada a su medida. Sus hijos Matteo y Valentino ya van al cole, la gira ‘Música + Alma + Sexo’ llena estadios, su biografía no para de vender y su chico Carlos González ha sido oficialmente presentado en una entrega de premios. Con él se casará el próximo 28 de enero en Nueva York, según el periódico puertoriqueño 'El Nuevo Día'. Repasamos su recorrido desde el fondo del armario hasta el altar.

Los inicios: el armario mundial

Antes de marzo de 2010, la imagen pública ofrecida por Ricky Martin tenía más que ver con un galán de telenovelas que con la de un ser humano de carne y hueso. Desde que el puertorriquense Enrique José Martín Morales pisó el escenario con el grupo ‘Menudo’ en 1994, su trayectoria ha estado dirigida hacia los flashes. Con apenas 20 años firmó su primer disco en solitario, la fama mundial llegó cinco años después con el álbum ‘A medio vivir’ (interpretó canción principal de los Juegos Olímpicos de Atlanta 96) y vendió seis millones de copias con ‘Vuelve’ y otros tantos con ‘Life’.
Medio mundo bailó entonces ‘María’ o ‘La vida loca’ con aquel chico de facciones angulosas y testosterona fresca, mientras las chicas explosivas iban sucediéndose. Paseó por alfombras rojas con la venezolana Miss Universo Alicia Machado, la actriz mexicana Sasha Sokol o la periodista mexicana Rebecca de Alba, que después fue novia de Miguel Bosé.
"Mucha gente me dijo que no era importante hacerlo, que no valía la pena, que todo lo que trabajé y todo lo que había logrado se hundiría. Que muchos en este mundo no estarían preparados para aceptar mi verdad, mi naturaleza. Y como estos consejos venían de personas que amo con locura, decidí seguir adelante [...]. Dejarme seducir por el miedo fue un verdadero sabotaje a mi vida. Hoy me responsabilizo por completo de todas mis decisiones, y de todas mis acciones", confesó Martin más adelante.

2007. Comienza la revolución en la sombra

Después de alguna aventura gay pasajera, Martin comienza una relación secreta con el asesor financiero boricua Carlos González Abella, quien supone toda una revolución. Al cabo de unos meses comienzan a vivir juntos en su mansión junto a la playa de Miami.
Un año después Martin hace pública su paternidad mediante una madre de alquiler, sin mencionar será compartida o en solitario. El mundo aún no conoce oficialmente a Carlos González, pero sí puede poner cara a los gemelos Matteo y Valentino, con quienes Ricky aparece en fotos sonriendo con más verdad que nunca antes.

2009: Ser o no ser, la autobiografia

Ricky Martin recibe un encargo ‘envenenado’: Volcar sus hitos vitales en un libro, que acabaría llamándose ‘Richy Martin Yo’ y saldría a finales del año siguiente. Según él mismo ha explicado, supo desde el primer momento que escribir sería "una herramienta" para poner en claro cosas que "venía cargando desde hace mucho tiempo" y que "pesaban demasiado". “Ha sido un proceso muy intenso, angustiante y doloroso pero también liberador", afirmó al concluir.

Marzo 2010: ¡Bombazo mediático!

Para todos aquellos que aún no se habían dado cuenta, Ricky lanza una confesión a través de su página web: "Les juro que cada palabra que están leyendo aquí nace de amor, purifiación, fortaleza, aceptación y desprendimiento. Que escribir estas líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución. Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!”.
El miedo aún podía entreverse en las últimas líneas del comunicado: El artista aseguraba que desconocía lo que iba a ocurrir con él a partir de ese instante, pero que estos años "en silencio y reflexión" lo habían fortalecido y le habían dejado claro que "el amor" y "la aceptación" viven dentro de él. También "que la verdad sólo trae la calma".

Al día siguiente: comienza la vida de activista

Casi sin querer, Martin se convierte en alguien que puede ayudar a mucha gente. Alejandro Sanz fue el primero en pronunciarse por Twitter a su anuncio: "Un fuerte abrazo y toda mi amistad para Ricky Martin. Se te quiere y se te respeta. Qué bueno que estés en paz contigo mismo. Dale besos a tus bebés». También René, del grupo Calle 13: "Ser hombre no tiene que ver con tu preferencia sexual, sino con la honestidad con la que sostienes tu palabra. Ricky, te felicitó". Y Juanes: "Todo mi respeto y cariño para ti Ricky, sos un caballero".
Ricky pareció respirar aliviado: "Mi gente GRACIAS! Se siente el cariño! Estoy aqui disfrutandome sus mensajes. Yo estoy muy bien. Más fuerte que nunca! Seguimos pa'lante”, respondió en la misma red social.

2011: Y la boda, ¿dónde?

Sin prisa pero sin pausa, el cantante comienza los movimientos estratégicos para poder casarse. Deja caer donde puede que le gustaría que Puerto Rico, su país natal, legalizase el matrimonio gay; también hace varios llamamientos en Estados Unidos y finalmente pide (y se le concede en noviembre) la ciudadanía española en lo que parecía un claro intento de dar el ‘sí quiero’ en tierras ibéricas. Su amiga Esther Cañadas le presta la dirección de su casa para poder hacer frente al papeleo.
En marzo del año pasado Nueva York ganó posiciones con claridad. A la ciudad de las oportunidades, que recientemente ha legalizado las bodas entre homosexuales, llegó Martin para recibir el premio ‘Vito Russo’ de la Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación (GLAAD) por su aportación a la promoción de la igualdad de los derechos, y se vino arriba dedicándoselo a Carlos: "Yo solo quería ser libre y puedo decir que hoy soy libre. Por eso necesito definitivamente agradecer a mis padres, por todo su apoyo. Mi mama, mi papá por su amor incondicional. A mis amigos, mi familia, mis fans y mi cómplice, mi novio Carlos. Eres lo máximo", exclamó el puertorriqueño en su discurso.
Ver más de: