Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soraya Arnelas, más enamorada que nunca

Se ha ido a vivir a Suecia y se ha tatuado en la muñeca el nombre de su chico. Su madre ya les ha ido a ver desde Extremadura y sus dos gatos empiezan a pensar que pronto puede haber boda.
Coco y Leo ya han hecho la maleta porque, como os conté en mi último post, se van a Londres a pasar el fin de semana. El viaje es una prueba de convivencia para limar las asperezas que hay entre ambas. Su primera parada en la capital británica será el monumento honorífico de Lady Di y Dodi Al-Fayed que hay en Harrods. Las dos son muy monárquicas y quieren rendirle homenaje a la princesa Diana tirando a la fuente un par de galletitas caninas con forma de pezuña, sus favoritas (favoritas de Coco y Leo, no de Diana, al menos que sepamos). En la maleta han metido sus cuencos de comida y agua, unos collares sencillitos para llevarlos por el día, otros con lentejuelas por si conocen a algún apuesto setter inglés y les pide una cita, un par de botes de perfume y, por su puesto, sus propias toallas porque son dos perras muy escrupulosas y no se fían de la limpieza de ningún hotel que tenga moqueta.
La que también está de viaje es Soraya Arnelas, aunque en este caso la duración será bastante más que un fin de semana. La cantante ha decido pasar una temporada en Suecia, el país natal de su novio, aunque seguirá atendiendo sus compromisos profesionales en España y Europa. Soraya quiere familiarizarse con las costumbres y la lengua del país de su enamorado y ha decidido matricularse en una escuela de idiomas para aprender sueco. Su relación con Jonathan pasa por uno de sus mejores momentos, lo que desata constantemente rumores sobre una posible boda.
Soraya y Jonathan comparten su pasión por los gatos -tienen dos: Max y Molly- y también su afición por viajar. La pareja está perfectamente compenetrada y así nos lo han demostrado con una fotografía donde nos enseñan otra de sus muestras de amor: los dos se han hecho un tatuaje en la muñeca con el nombre del otro. Además, la madre de Soraya conoce a Jonathan y también a su familia.
Hace unos días la cantante publicaba en Twitter una fotografía donde podíamos verla con su progenitora subiendo a un avión camino de Suecia. ¿Estará Soraya pensando en pasar próximamente por la vicaría? De ser así, ¿se casará en España o en Suecia? De momento la cantante no dice nada, pero lo que sí sabemos es que no para de cosechar éxitos profesionales y personales y eso a nosotros nos hace muy felices. ¡Enhorabuena Soraya!
Ver más de: