Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los aristogatos de Camila

Camila se ha metido a Màxim y a Coco en el bolsillo con unas fotos en las que la esposa del Príncipe Carlos aparece con animales desprendiendo una química especial y con los muchos gestos que de siempre ha tenido con los "bichitos".
Lo dijimos aquí hace un tiempo, a la Princesa Letizia no le gustan los animales en casa. Carmen Enríquez lo ha confirmado en su libro de "Los Principes". Resulta que la consorte no acepta que entren animales en casa. Lo recuerdo ahora porque acabamos de ver a otra "Princesa" muy popular pegada a los animales sin ápice de pudor ni de miedo. Camila, la esposa del Príncipe Carlos, con un gatito llamado Lucy que se engancha con sus garras a su real chaqueta como si no quisiera escapar de su compañía. "Esta mujer tiene algo especial" me dice Coco al oído. El gatito y todos estos otros animales que veis en las fotos son de Battersea en Londres, Inglaterra. Esta ha sido la primera visita de la Duquesa a la casa donde ha recorrido las instalaciones y ha abierto el criadero nuevo que ofrece refugio a los gatos perdidos y abandonados. El Hogar está celebrando su 150 aniversario este año. La familia Real Británica siempre ha tenido mucho apego a los animales y han sido numerosas las veces que hemos visto a la reina con sus animales (ya lo contamos aquí) por palacio. El Príncipe Carlos también. Podéis bucear en esta maravillosa web del viudo de Diana de Gales.  Una gozada de web entretenida y llena de fotos que ya quisiéramos para nuestros príncipes.
La duquesa de Cornwell (Camilla Rosemary; antes Parker Bowles) es la Patrona de Tetbury Film Society, que está cerca de casa de la familia en Highgrove. Y a ella le encanta disfrutar de la naturaleza.  Sus Altezas Reales inglesas disfrutan de la pesca y caminan con sus animales por el campo. Son tal para cual, ahí se cuentan sus cosas y, suponemos, se dan sus besos románticos. Esta pareja no sólo ha podido con la historia de amor más revoltosa y difícil de los últimos tiempos sino que, por compartir, comparten hasta pasión por la jardinería que tiene pinta de requerir mucha paciencia.
La duquesa también le encanta montar a caballo y, de hecho, entre caballos se ha criado. Ella guarda dos ejemplares en la finca de Highgrove donde practica salto de obstáculos y paseos por la finca. ¿Y perros? ¿Tiene perros Camila? Pues sí. La duquesa posee dos terriers Jack Russell, una se llama Tosca y la otra Rosie. Y para qué veáis las diferencias con otras monarquías: lo cuentan en su propia página web, en la biografía de la "Princesa". Me dice Coco que os diga antes de acabar el post de vuelta a Divinity, -mi perra ha estado malita y no hemos podido escribir tanto-, que Camila nos cae desde hoy muy bien y puestos a decir cosas buenas de ella diremos que su Alteza Real apoya una organización mundial de mujeres fundada en 1921 que promueve los derechos humanos y la situación de la mujer que cuenta con 95.000 miembros en todo el mundo.