Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La canción que Iker le dedica a Sara

No todos los días Iker exhibe su amor ni todos los días le dedica una canción a Sara Carbonero. Este domingo fue distinto. El portero se puso romántico y le dedicó en Facebook un tema 'pastel' de Antonio Orozco. Luego tocó estar con los amigos y celebrar que el Madrid ya era líder de Primera.
Iker Casillas se levantó este domingo en plan romántico. Después de la victoria del Real Madrid ante la Real Sociedad en Anoeta (0-1), el portero merengue se volcó en los asuntos extradeportivos (las redes sociales, los amigos, la pareja...) Iker se despertó y subió una canción a Facebook. Iba para la primera persona que ve cuando se levanta: "No doy nombre pero se sabe quién eres..." La persona era Sara Carbonero y el tema elegido fue 'Estoy hecho pedacitos de ti' de Antonio Orozco.
El Iker romántico no eligió un tema cualquiera, la canción escogida por el portero del Real Madrid dice cosas como "el saber que sin ti no soy nada | yo estoy hecho de pedacitos de ti". Iker subió un vídeo de YouTube con el tema del álbum 'El principio del comienzo'' (2004) de Orozco. La publicación cosechó más de 10.000 'me gustas' y unos 1.400 comentarios. ¡Los fans de la pareja estaban desatados!
La locura de los seguidores del merengue era lógica. Iker y Sara no son de los que se prodigan demasiado en las redes sociales y este domingo ellos también estaban desatados. No veíamos una foto de los dos en el perfil de Facebook del de Móstoles desde que en julio estuvieran en Navalacruz, poco después de su viaje a Brasil. Portero y periodista perdieron la vergüenza en ese viaje y se soltaron en plan Shakira y PiquéEl exhibicionismo duró un par de semanas: unas fotillos para el deleite de sus seguidores y vuelta a la reclusión.
El Iker sensible del domingo supuso la vuelta del Iker exhibicionista. Porque el futbolista no sólo se centró en su chica, también en sus amigos y en sus seguidores de Facebook. Iker publicó la foto de la comida que tomó con Sara y otros trece amigos en la terraza de la sidrería Casa Mingo. El menú, como no podía ser de otra manera, fue a base de pollos: "Vaya pollos que preparan! Buenisimossssssssssssss!!!!!!!!!!"
¡Y la comida se prolongó! Era ya de noche (pasadas las diez) cuando el portero publicó esta otra imagen. La celebración seguía y esta vez eran 16 en la foto (¿alguien encuentra al infiltrado?). Iker estaba pletórico. A esas horas el Real Madrid ya se había puesto líder de primera. Su domingo había sido redondo. "Y la noche terminó bien! Ya nos vamos a casa... Pasad una noche de Todos los Santos excelente!! Un abrazo...jóvenes!!!!", escribió.

La letra de 'Estoy hecho pedacitos de ti' de Antonio Orozco

Fue la verde luz
que sale de tus ojos,
esa luz que alumbra la distancia entre tú y yo,
que llena de esperanzas mi renglón,
esa luz que recompone lo que compone, esa luz.
Fue tu abrazo añil
el que pinta con caricias el candil
que alumbra cada nota de mi voz,
mimando con susurros el temblor
de este amor, que se desboca
si lo provocas, este amor.
Fue un abrazo de tu amor con guantes,
con sonrisas que me regalabas,
el saber que sin ti no soy nada,
yo estoy hecho de pedacitos de ti.
De tu voz, de tu andar,
de cada despertar,
del reír, del caminar,
de los susurros de abril,
del sentir, del despertar,
aunque la noche fue gris,
del saber que estoy hecho
de pedacitos de ti.
Fue la verde luz,
la dueña de mis noches,
esa luz que entrega cada pétalo de amor,
que aspira a las sonrisas con sabor,
esa luz que recompone mis emociones, esa luz.
Fue un abrazo de tu amor con guantes,
con sonrisas que me regalabas,
el saber que sin ti no soy nada,
yo estoy hecho de pedacitos de ti.
De tu voz, de tu andar,
de cada despertar,
del reír, del caminar,
de los susurros de abril,
del sentir, del despertar,
aunque la noche fue gris,
del saber que estoy hecho
de ti.