Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mala racha de Christina Aguilera

Christina Aguilera atraviesa una racha de mala suerte. El último episodio ha sido caerse de morros en el escenario de los Grammy delante de 30 millones de espectadores.
Christina Aguilera ha pasado por debajo de una escalera, se le ha roto un espejo, le ha mirado un tuerto y una camada de gatos negros se ha cruzado en su camino y se le ha derramado la sal. Esa parece ser la única explicación lógica para entender la racha de mala suerte que parece estar viviendo la otrora princesita del pop.
La guinda que ha coronado el pastel tuvo lugar anoche en la ceremonia de los Premios Grammy donde Aguilera vivió un nuevo incidente... ¡Se cayó al suelo delante de una audiencia potencial de 30 millones de telespectadores! La pobre Christina se dio de morros contra el suelo después de acabar su actuación en la que rindió homenaje a Aretha Franklin.

Esta fortuita precipitación al suelo del escenario tiene lugar después de uno de los episiodios más polémicos vividos por la ex diva del pop en toda su carrera: el incidente de la Superbowl. Christina Aguilera era la encargada de cantar el himno nacional en este acontecimiento deportivo que paraliza a todo el país. Y pasó lo peor de todo lo que podía pasar: se equivocó con la letra. Esta confusión en nuestro país sería anecdótica pero para audiencia estadounidense rozó el insulto y la pobre Chris tuvo que acabar la actuación entre abucheos. Puedes revivir tan dramático momento pulsando haciendo clic en este enlace.

Fracaso musical y pérdida de la figura

Las listas de éxitos parecen haberle declarado la guerra a la pobre Christina Aguilera. El pasado mes de junio Aguilera pretendía volver por todo lo alto al panorama musical con “Bionic”, su cuarto álbum de estudio tras varios años de silencio. Las ventas no acompañaron a Christina y la crítica tampoco fue muy benevolente. El Washington Post describió el álbum como "ruidoso, robótico y cómodo" y consideró que una de las "decepciones más grandes del disco" es su "abandono virtual" de la voz de Aguilera.
El único episodio positivo de la cantante durante los últimos meses se encuentra en el taquillazo que ha supuesto su primera película, “Burlesque”. Sin embargo toda la gloria de la película se la ha llevado su compañera de reparto, Cher. Y es que es difícil compartir la gloria con una diva que lleva seis décadas de éxitos.

Christina ha aumentado de penso en los últimos años (Fotos: GTres)

La mala racha de Christina puede apreciarse en la figura de la cantante. A pesar de que conserva su innegable belleza natural, las formas de la diva se han redondeado considerablemente. Christina ha ganado unos cuantos kilos desde sus años de esplendor. Nosotros la vemos fabulosa, pero el aumento de peso es innegable.

Divorcio

Para colmo de males, Aguilera se separó de su marido, Jordan Bratman, el pasado mes de septiembre después de cinco años de matrimonio. La cantante apeló a "diferencias irreconciliables" para poner fin a su relación con Bratman, pidió la custodia legal de Max y reclamó entonces que los ingresos generados por ella durante su tiempo con su marido fueran considerados exclusivamente de su propiedad.
Ver más de: