Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Éstas son las mañanitas de Úrsula Corberó...

Úrsula ha tenido una mañana muy movidita. Tenía que coger el tren a las 5.50, así que, en plena noche cerrada la actriz se ha plantado en la estación de Atocha ataviada en plan celebrity, con unas enormes gafas de sol para protegerse de la oscuridad, o la falta de maquillaje.
Úrsula, la chica mona de la serie que cuenta las peripecias de precoces adolescentes, Física o Química, y última conquista del tenista Feliciano López, ha tenido una mañana muy movidita.
Sus obligaciones le han llevado a madrugar mucho más de lo habitual y, con muy pocas ganas, tenía que coger un tren a las 5.50 de la mañana. Hace diez días estuvo en Guadalajara rodando la segunda temporada de ‘La República’.
Puede que haya tenido que volver a la Alcarria para grabar nuevas escenas, esté trabajando con una nueva película o, como una comprometida ciudadana, se dirigiese a su Barcelona natal para ejercer su derecho a voto este fin de semana. Eso no lo sabemos, pero el caso es que en medio de la noche cerrada la actriz se ha plantado en la estación de Atocha ataviada en plan Celebrity, con unas enormes gafas de sol para protegerse de la oscuridad, o la falta de maquillaje.
Ha tenido que empezar su jornada de viernes antes de lo habitual, muy a su pesar...
Revistas, chicles, refrescos... ¡Y el quiosco cerrado! Un árido paisaje urbano con una solitaria forajida como protagonista. Eso sí, con unas plataformas de impresión, macro gafas de sol y con cara de celebrity sorprendida en un momento de histeria.
Nuestro querido fotógrafo Divinity de los saraos más molones, Pepino Marino, se ha compadecido de la pobre Úrsula y ella, en busca de compañía, le ha propuesto unirse a su viaje.
Y ya que se había levantado, ha aprovechado para retwitear de buena mañana esta frase lapidaria de su amiga de María Valverde, que también ha sido compartida por más de 100 seguidores.
Durante el viaje también ha tenido tiempo de leer la buena nueva de la que fuera su compañera de reparto, Ana Milán, que ha pasado una temporada ingresada por un virus, y ha aprovechado para contestarlelo mucho que se alegraba de su recuperación.
Eso sí, Ana, muy sutil, le ha recordado que tiene cosas que contarle... y a la frase le seguía un corazón. ¿Se referirá a su nueva conquista, Feliciano López?
Y finalmente, ha retwiteado a Hugo Aragón, Agente de prensa de Levi's, que le recordaba que podría haber sido peor: Podría haber madrugado y, finalmente, perder el tren. A él le había ocurrido, a Úrsula, afortunadamente, no.