Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mejores meteduras de pata de 2010

Nos encanta ver cómo los personajes de la farándula meten la pata. Un error a destiempo, un comentario absurdo, un tuit con faltas de ortografía... nos recuerdan que, en definitiva, son humanos.
Nos encanta ver cómo los personajes de la farándula meten la pata. Un error a destiempo, un comentario absurdo, un tuit con faltas de ortografía… nos recuerdan que, en definitiva, son humanos. Repasamos las confusiones y tonterías más divertidas de 2010.
Alicia Machado y las dos chinas. En plena tensión internacional por el ataque de Corea del Norte a una isla surcoreana, Alicia Machado, Miss Universo 1997, lazaba un mensaje lleno de buenas intenciones e incorrecciones a sus seguidores en Twitter: "Esta noche quiero pedirles que me acompañen en una oración, por la paz que estos ataques entre las chinas no empeoren nuestra situación".
Paulina Rubio, occidentalismo a tope. Las virulentas reacciones de los internautas ante el error geopolítico de Alicia Machado no debieron agradar demasiado a la cantante mexicana, que salió en su defensa en Twitter con el siguiente mensaje: "Déjenla en paz todos los japoneses se parecen y China es muy grande".
Sarah Palin, otra que no se aclara con las Coreas. Mucho más preocupante es que la ex gobernadora de Alaska tampoco se aclarase con este peliagudo conflicto. "Obviamente, tenemos que estar junto a nuestros aliados norcoreanos", espetó en mitad de una conferencia sin recordar que los intereses de EEUU, los estadounidenses y su propio partido están puestos en Corea del Sur.
Dani Martín, la actualidad minuto a minuto. Aunque no se esté ante la máquina de la verdad, un personaje público no debería mentir en una entrevista o puede dar lugar a respuestas tan contradictorias como hilarantes. En pleno momento de atención mediática a Wikileaks y sus cables, Dani Martín respondía de esta manera en una entrevista publicada en el diario El País: "¿Sigue la actualidad?", "Sí", "¿Ha oído hablar de Wikileaks?", "No".
Taylor Momsen, cacao maravillao. La Gossip Girl tampoco es una experta en relaciones internacionales y geografía. Sólo a ella se le ocurre gritar al comienzo de un concierto en la capital de Escocia: "Glasgow luce fenomenal esta noche. Somos The Pretty Reckless y hemos escuchado que en Glasgow se encuentra el público más loco de toda Inglaterra".
Sebastián Piñera, pronazi en Alemania. El presidente de Chile escribió en el libro alemán de huéspedes "Deutschland über alles" (en castellano, Alemania sobre todas las cosas), sin saber que con esa frase comenzaba un antiguo himno alemán, relacionado con el nazismo por venir a significar: la raza alemana por encima de todo.
Lady Gaga, un lío de banderas. Tras su actuación en Irlanda del Norte, la prensa internacional se preguntaba si nos encontramos ante una activista política o simplemente una americana analfabeta más. Y es que durante un concierto en Belfast, la diva ondeó orgullosa una bandera de Irlanda. El rechazo que provocó en el público, atónito, fue semejante al de la audiencia que asistió al reciente concierto en Barcelona, donde abrazó una bandera de España.
Prince, gurú de los medios. En el año por antonomasia de Internet, el artista estadounidense anda un poco perdido. "The Internet's completely over" (Internet está completamente acabado) se atrevió a declarar al Daily Mirror. Quizá este verano encontremos su nuevo disco en casete perdido por alguna gasolinera.
Lauren Ashley, sesudas reflexiones de Miss Beverly Hills. Conversaciones con Dios: "Creo que el mismo Dios creo a la humanidad y nos ama a todos, y quiere lo mejor para todos. Si él dice que quienes tienen relaciones con alguien de su mismo género deberían ser ejecutados, es una advertencia muy severa y él sabe más que nosotros sobre la vida".
El protocolo peruano, un desastre, oiga. Sin embargo, una de las mejores meteduras de pata de 2010 se la debemos no a una persona, sino a toda una institución. Durante la visita de los príncipes de Asturias a Lima, a los encargados de protocolo se les pasó un detalle: recoger a Letizia Ortiz. La princesa se quedó vagando por la entrada al Palacio de Gobierno durante un rato, mientras su esposo pasaba revista a la Guardia de Honor.