Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Dónde fueron los premiados tras la gala?

La gala se celebró. Terminó. Y después llegó la verdadera fiesta. Premiados (y no premiados) prolongaron la noche hasta... ¡quién sabe! En Divinity hemos investigado los lugares que eligieron las estrellas para la celebración.
La llamada fiesta del Gobernador (Emmy Governor's Ball) es todos los años la más popular de las celebraciones posteriores a la entrega de los Emmy y el caramelo más preciado para la prensa el día después, pues suele ser la más opulenta. El año pasado, por ejemplo, y aún con la recesión haciendo estragos, no dudaron en recrear una especie de Xanadú para 3.500 invitados. Eso sí, el saldo se notó en las estrellas encargadas de amenizar con música: adiós a las grandes figuras de la música y hola a la cantante de 'Dancing with the stars', el 'Mira quien baila' americano, del que te contamos hace poco quiénes serían sus nuevos concursantes.
Desconocemos todavía el tema decorativo de este año, pero sabemos que fue el destino principal para los premiados. Jane Lynch (mejor actriz secundaria de comedia por 'Glee'), Bryan Cranston y Aaron Paul (mejor actor y mejor actor secundario de una serie dramática por 'Breaking Bad', respectivamente) se dejaron ver junto a otros rostros televisivos como John Krasinski y Brian Baumgartner ( ambos de 'The Office') y John Lithgow y Michael C. Hall (ambos de 'Dexter').
La fiesta de Entertainment Weekly, una de las revistas de entretenimiento más famosas y longevas de Estados Unidos, contó con la presencia de la cantante Cyndi Lauper al micrófono y de Samantha Ronson a los platos. Desconocemos si la novia de quita y pon de Lindsay Lohan tiene verdadero talento como pinchadiscos, pero desde luego se ha ganado un lugar como animadora de cualquier fiesta de celebridades que se precie: siempre pone el fondo sonoro a todas ellas. Aún no hay testigo gráfico a esta hora de los asistentas a la fiesta de EW, pero si las cosas funcionan como el año pasado y como en la fiesta pre Emmys, celebrada la semana pasada, lo más seguro es que la plana mayor del reparto de 'Perdidos' haya llenado la barra libre del local y bailado al son de los hallazgos musicales de Ronson.
La fiesta que organiza HBO es bastante más endogámica y con toda razón de ser: la fiesta la organiza HBO e invita a las estrellas y trabajadores de sus filas. En la fiesta organizada anoche en el Pacific Design Center pudimos ver a los protagonistas de su serie estrella, 'True Blood' (Alexander Skarsgard fue de los primeros en llegar), además de a Tom Hanks y su esposa Rita Wilson (Hanks es el productor de la serie de HBO 'The pacific', una de las premiadas de la noche), Glenn Close y su hija Annie Starke, Claire Danes (ganadora como mejor actriz en la TV movie 'Temple Grandin') y Al Pacino (mejor actor por la TV movie 'You don't know Jack').
La otra gran fiesta es la organizada por 20th Century Fox en el club Cicada Downtown. Su decoración estaba basada en la fiebre del oro (¡¡!!) y se dejaron lucir en ella, si no fallecieron deslumbrados, los principales actores de 'Glee', 'Modern Family' (una de las triunfadoras de la noche) y 'House', además de las principales estrellas del reality de talentos 'American Idol'.
Ahora mismo, los responsables de seguridad están todavía intentando echar de estos locales a los invitados más fiesteros. Esperamos actualizar esta noticia a medida que las imágenes vayan dando testigo de lo que ocurrió en estos templos del oro y la televisión del siglo XXI.