Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llorente y Diego Ribas, duelo divinity en la Europa League

A los dos les sienta igual de bien las rayas de sus equipos, son familiares y tienen el mismo gusto para los coches, pero su lado divinity a la hora de vestir no podía ser más distinto. ‘El Rey León’, y el ‘Mad Men’ del Atleti se verán las caras esta noche.
Esta noche se verán las caras estos dos ‘tiazos’ en la Final de la Europa League.
A los dos les sienta igual de bien las rayas de sus equipos [Llorente en el Athletic y Diego en el Atlético],  los dos se consideran familiares y tienen el mismo gusto para los coches, pero su lado divinity a la hora de vestir no podía ser más distinto:
 
Fernando Llorente, ‘El Rey León’
Su melena rubia y rebelde, sus ojazos azules y su sonrisa perfecta le han convertido en uno de los hombres más deseados de España. Seguro que estáis de acuerdo en que la belleza de Llorente es tierna y salvaje a la vez. Tiene una mirada de fiera indomable que contrasta con su cara de niño y su afeitado perfecto. Además, nos encanta la naturalidad y el look urbano del riojano. Solo le hacen falta unos vaqueros y una camiseta para demostrar por qué es el rey de la selva.
Llorente es sencillo en las distancias cortas. En una entrevista para la revista Telva, el delantero reconoce que en su pueblo (Rincón de Soto) de La Rioja le siguen llamando ‘El Conrao’, un mote que heredó su abuelo paterno.
Además, ‘El Rey León’ tiene su lado romántico y es capaz de organizar un viaje a Nueva York sorpresa para su chica o de complacerla con una flor o con su postre favorito cuando menos se lo espera. Su debilidad son los cochazos y su último capricho, un Porsche Panamera.
 
Diego Ribas, el ‘Mad Men’ del Atleti
Diego Ribas es brasileño, pero rompe moldes con el brasileño de cholas y gafas de sol.
Los trajes le sientan como un guante al centrocampista rojiblanco. No tiene la altura de Llorente, pero sí un cuerpo Danone que quita el hipo y que nos alegra la vista cada vez que se le levanta la camiseta durante los partidos. Para sus trajes, Diego prefiere el tono gris, combinado con una camisa blanca y una corbata negra. Lleva el botón del cuello siempre desabrochado. Y para darle el toque irresistible, el brasileño tiene esa barba de dos días y una mirada de seductor digna del mismísimo Don Draper.
En una entrevista para Cadena Ser, Diego asegura que es “tranquilo”. Le encanta pasar el tiempo libre con su mujer y su pequeñín, que en febrero cumplió un año y comparte con sus ‘followers’ de Twitter  su lado más tierno subiendo fotos con su  hijo, su mujer y su perro ‘Bambino’.
En cuanto a coches, Diego también apuesta por los Porsches. Su última adquisición: Un 911 descapotable.