Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las celebrities se van de campaña

Palabra de celebrity: si un famoso presta su cara para anunciar un producto, éste resulta mucho más atractivo. Repasamos las últimas campañas que han protagonizado, con más o menos acierto.
Tienen que estar fritos los modelos profesionales con esta ola de intrusismo que hay en el mundo de la publicidad. Y es que las firmas se han dado cuenta del tirón que tienen sus productos cuando hay detrás de ellos una influyente celebrity con una legión de fans en todo el mundo. Estamos en plena recesión económica así que hay que favorecer las ventas como sea, así que nada mejor que poner al frente de tu marca a un famoso que te promocione como dios manda. ¡Nada vende más que una buena campaña publicitaria con una cara conocidísima!
Ya hemos visto cómo los famosos son muy dados a buscar ingresos alternativos a su profesión. Por si licenciar su nombre no era suficiente, también les queda la opción de convertirse en modelos accidentales a cambio de unas buenas cantidades de dinero. Y últimamente no paran de sumarse nuevos sujetos a esto de la publicidad promocionando bienes y servicios de muy distinta índole. Algunos ciertamente peregrinos, todo sea dicho de paso.
Por supuesto, la moda es el primer lugar en el cual caen los famosos. Aunque no tengan medidas de modelo y, a veces, ni aptitud, su rostro conocido es suficiente para que una firma los fiche en detrimento profesionales del modelaje. Los hay que no lo hacen nada mal, como Nadal y Megan Fox para Armani, pero luego hay casos absurdos como Jennifer López completamente photoshopeada e irreconocible y encima con el agravante de la explotación infantil.
Eso sí, hay que reconocer que la mayoría se ven enormemente favorecidos en estas campañas, donde las celebs muestran sus mejores caras para hacer de RR PP. Aunque a veces, no nos expliquemos mucho qué tienen que ver con el espíritu del producto en cuestión... Repasemos las últimas novedades en campañerío celebrity.
Una de las más recientemente incorporadas es Katy Perry para Thomas Sabo, ejerciendo de imagen de una de sus líneas de joyas. Muy bonito todo excepto por el hecho de que la cantante parece un maniquí con el abuso de airbrush que han hecho sobre su foto. Vamos, es que no se parece a ella misma. Mucho más mona y natural está Taylor Swift para la firma de maquillaje Covergirl, donde aparece glamourosa y con aspecto de persona de su edad. ¡Infinitamente más acertada!
No dudamos del inmenso sex-appeal de José Mourinho, por muy malhumorado que esté siempre (incluso siendo la redactora de otro equipo que no es el Real Madrid), pero es que en su papel de imagen de los relojes Delacour no puede estar más guapo. Y además se los pone de verdad, todo un detalle para su patrocinador. Excelente elección la de Gwen Stefani para L'Oréal Paris; siendo la reina del labio rojo, quién mejor que ella para convencernos de que nos compremos rouges bonitos y duraderos. Yo, me lo creo.

No nos olvidemos de otros anuncios de alimentación y bebidas. Fergie, esa mujer de rostro desmontable, acaba de protagonizar una sugerente campaña del refresco Dr. Pepper, dejándonos imágenes de lo más inquietante. ¿Qué tendrán que ver la estética sado-maso con las bebidas carbonatadas? En fin, ellos sabrán. Resulta mucho más creíble el papel de Jennifer Hudson para Weight Watchers, método de adelgazamiento con el cual de verdad ha perdido mucho peso y se ha quedado estupenda. Desde luego que no se puede predicar mejor con el ejemplo. No ha debido beber mucho Moët Chandon Scarlett Johansson para estar tan guapísima en la última campaña de la casa, pero no se puede representar mejor al espíritu suntuoso y -obviamente- chispeante de Moët.
Personalmente, me tiene loca la campaña de la actriz Jessica Szohr para una marca de agua mineral en la cual le han hecho un curioso bodypainting que recuerda a los lagartos de la serie V. Eso sí, queda claro que ella tiene un cuerpazo envidiable.