Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni largas ni cortas, sino todo lo contrario

El largo de falda menos favorecedor se está haciendo cada vez más fuerte esta temporada. Es el midi, ni larga ni corta sino a media pierna. Te enseñamos cómo llevarlo con dignidad basándonos en los ejemplos de algunas celebrities.
Si la pobre Mary Quant levantara la cabeza hoy (metafóricamente hablando, la buena mujer sigue viva), quedaría muy decepcionada con el tipo de falda que empieza a dominar esta temporada. Ni mini ni maxi ni nada parecido: a media pierna. Un largo un poco complicado porque no es apto para bajitas y, según lo combines, puedes parecer un miembro femenino de la familia Duggar o una glamourosa estrella de Hollywood.
Como toda tendencia masiva, dio sus primeros pasos en la pasarela en forma de ese canto a la feminidad y al glamour que fue el desfile de este otoño-invierno de Louis Vuitton. Volvían las faldas tres cuartos con vuelo con una clara inspiración años 50, puro glamour retro. Pronto se trasladó al resto de las firmas de alta gama y a las de gran consumo, aunque una moda no es oficial hasta que no pasa por una buena alfombra roja sobre el cuerpo de una famosa. Gracias a sus estilismos (profesionales) podemos ver si este larguicorto tan complejo puede ser viable para las mujeres de a pie o no. Bueno, ya lo lleva siendo décadas para la perfecta ama de casa americana...
Una de las fanáticas de esta tendencia parece ser Claudia Schiffer, que ha convertido a la falda midi en su seña de identidad. Ya pudimos ver que es su prenda preferida, la tiene en todos los colores, versiones y estampados. Combinada con zapato plano y y ropa informal, sin los accesorios adecuados y a plana luz del día, este tipo de falda nos puede llevar a parecer una de esas sencillas amas de casa del medio oeste. ¡Que se lo digan a Maggie Gyllenhaal o Mischa Barton (en la imagen). Concluimos que para diario, mejor llevar vaqueros que una midi.
En un ambiente más festivo, esta falda a media altura sí que tiene mucho más sentido. Ojo, pero no si te haces un Rihanna y la combinas con todo lo que has pillado por casa: americana, calcetines, camiseta de algodón, tacones... Este batiburrillo no tiene ningún sentido.
Por ejemplo, la falda de tubo sí que es una excelente opción, como nos demostró Freida Pinto recientemente. Es un poco corta para ser 100% midi, pero es que si fuera más larga sería muy complicado caminar (aunque aquí no vemos a Carey Mulligan muy incómoda). Para esta opción son imprescindibles los tacones, a riesgo de parecer paticorta. Pero centrémonos en el modelo que nos interesa más, con vuelo y para ocasiones festivas.
No todo el mundo tiene el gracejo de Alexa Chung para ponerse uno de estos faldones sin tacón y con complementos informales y lucir elegante. Blake Lively, por ejemplo, sí que consigue lucirla con dignidad pero en un modelo brillante y casi de gala; no en vano, va de Chanel. Volvemos a Carey Mulligan, reina del midi esta temporada en todas sus apariciones públicas. ¡Y le queda muy bien! Será por la manera de llevarla con sencillez y naturalidad, y con el toque de modernidad y glamour idóneos para no echarse años encima ni parecer que va a comprar el pan. Si hay un modelo a imitar para ponerse esta falda, Carey sería el más adecuado.
Y, por supuesto, no nos olvidemos de la versión retro y sin complejos de esta falda midi, que personaliza la peculiar cantante británica Paloma Faith. Todo lo que ella se pone adquiere connotaciones irremediablemente cool, por muy friki que sea. Ella es la que pone el toque de humor a la midi, bien de tubo o bien más amplia. Niñas, no hagáis esto en casa si no sois la hermana gemela de Paloma Faith.
Te puede gustar más o menos la falda midi, pero ya se prevé que el verano que viene seguirá a la moda, según hemos visto en los desfiles. Vota en nuestra encuesta si caerás en esta tendencia tan complicada o pasarás de ella.
[poll id="52"]