Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nos metemos en el armario premamá de Victoria Beckham

Resulta muy intrigante saber cómo vivirá su cuarto embarazo la famosa con menos curvas y volumen del mundo celebrity. Indagamos cómo será la ropa de Victoria Beckham los meses venideros.
Este domingo se confirmaba la noticia: ¡los Beckham van a tener otro bebé! Aunque no se ha notado mucho, parece que lleva todo 2010 engordando y poniéndose en forma para recibir a esa niña tan deseada después de tanto varón. Pocas cosas nos podían anunciar que la Posh volvía a estar embarazada. De hecho, la hemos visto aterrizar en Los Ángeles en Año Nuevo con sus habituales taconazos como si no pasara nada. Lo que quizás nos podría hacer sospechar sobre su estado es que lloró a lágrima viva cuando su marido recibía un premio que le otorgaba la BBC a la personalidad deportiva del año, y se lo dedicaba a ella. Algo se cocía...
Victoria espera a su bebé para el verano, por lo que podría estar de unos tres meses. Sentimos anunciarle que le queda poco para vestir con su ropa normal y le empieza a tocar ponerse moda premamá.  Mucho mejor eso que hacerse un Mariah Carey, es decir, intentar fingir que no estás embarazada poniéndote prendas normales; no cuela. Pero la ex cantante no debería preocuparse por lo que se podrá poner durante su gestación dado que, viendo el prestigio que está adquiriendo como diseñadora, seguro quese puede idear unos modelitos cómodos pero súper lujosos.
Lo cierto es que el estilo embaracil de la Beckham ha evolucionado mucho con los años, y podríamos decir que hasta a mejor. Con Brooklyn, y aún en plena vorágine Spice Girl, lucía la típica barriguita con ropa ajustada que dejaba bien poco a la imaginación. Incluso dejaba la tripa al descubierto, algo que no ha vuelto a suceder excepto con buenas dosis de Photoshop mediante. Después llegaría la época de los ponchos y de ocultar completamente lo que se traía entre manos, por no hablar de que prácticamente desaparece de la escena hasta después de haber dado a luz y haber recuperado su fina figura.
Pero ahora los Beckham son ya personajes de fama mundial y generan aún más noticias que en los anteriores tres embarazos de Victoria. Para empezar, ella ya tiene su pequeño emporio de moda, muchos amigos celebrities y ha conseguido colarse hasta en las muy solicitadas fiestas post ceremonia de los Oscars. Su popularidad le ayudó a vender sus carísimos bolsos en cuestión de horas hace unas semanas e incluso se dice que toda la familia se va a mudar a Nueva York para que Victoria desarolle allí su carrera como diseñadora. En unas semanas comienza la New York Fashion Week, así que se va a tener que dejar ver, con barriga o sin ella, para vender sus colecciones.
¿Tendremos esta vez alguna instantánea interesante del embarazo de Vicky? Parece que no le va a quedar más remedio. Y, además, vestida de ella misma. Le proponemos que durante los primeros meses se anime con piezas como este minivestido que dejaría respirar su incipiente tripita ; cuando esté más avanzada, este otro vestido vaporoso y con un estratégico nudo sobre el abdomen le permitiría disimular el bombo, que es lo que le gusta a ella.