Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre renueva su imagen en Twitter

Parece que Esperanza Aguirren no se quiere quedar atrás en las redes sociales. Así, para ser más popular, ha rediseñado su Twitter con nuevas fotos al estilo Carrie Bradshaw.
Esperanza Aguirre sigue queriendo demostrar que es una mujer moderna a la vez que sociable y comprometida. Progresista pero con un bagaje de clasicismo. Todo esto lo plasma a la perfección en su Twitter y en las nuevas fotografías que la adornan. Espe debió pensar que necesitaba nuevas instantáneas que mostraran sus looks y se echó a la calle con varios modelitos para según qué ocasión.
Las que ha colgado en su perfil de la red social parecen reflejar dos looks concretos de Esperanza. El primer look (a la izquierda) es el de mujer urbanita independiente, con botas de piel, shorts de Custo Barcelona y una blazer de 3/4 que podría ser hasta de Zara. Con paso firme y seguro Esperancita cruza la calle con rotundidad. Mirando al infinito y con un perfecto peinado, Aguirre se abriga con un pañuelo de seda y se complementa con unos pendientes con perlas y unas pulseritas. Una de las manos la lleva dentro de la blazer... seguro que es porque hacía frío.
En el segundo look (a la derecha) se ve a una Espe mucho más cálida y cercana con la ciudadanía. En la instantánea charla animadamente con una señora que pasea con su marido. Para la ocasión Aguirre escogió un vestido estilo Pucci que podría valer más de 800 euros. También podría ser una prenda fusilada por alguna cadena de moda low-cost. Véase Blanco o Mango. Para perfilar más su cercanía se colocó una esparteñas que le dan el toque campechano que las señoras tanto resaltan en la presidenta de la Comunidad de Madrid.
Donde Esperanza pierde un poco de fuelle es en su avatar. Ella, que ha presumido de tener iPad y de estar a la última en todo lo referente a tecnología, aparece posando con un ordenador portátil que debe de datar del año 2002. El look tampoco la acompaña y además la deja en evidencia. Esta foto es antigua y Espe no ha tenido tiempo de hacerse una nueva con sus juguetitos tecnológicos. Hacemos un llamamiento a la 'presi' para que renueve la foto del perfil de su Twitter.
Ver más de: