Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herederos 'made in Spain'

A raíz del hijo nuevo de Blanca y Borja Thyssen, en divinity hemos recopilado otros querubines nacidos con la vida solucionada. Todos crecen dando por hecho 'millones' de cosas.
Blanca Cuesta y Borja Thyssen han tenido un nuevo querubin, su nombre es Eric y nació sobre las 5 de la mañana. Su peso: 3,730 kilogramos y no llega al medio metro de estatura. Pero, ¿aquí faltan datos, no?. Sí, Eric heredará la mitad de la tercera parte de la fortuna actual de la Baronesa Thyssen si al final se arreglan todos los líos familiares. El balance total del dineral son unos 3.100 millones de euros. Con que le quede un 2% (por decir algo) ya tendrá la vida solucionada. No es el único, su hermano Sacha nació en las mismas condiciones y las gemelitas de Tita Cervera, más de lo mismo. No son los únicos, te traemos más casos similares.
Cayetana Rivera y Martínez de Irujo
Allá por 1998, el torero y la hijísima de la Duquesa de Alba estaban más enamorados que Jorge Berrocal y María José Galera en GH1, fruto de la desenfrenada pasión nació su mayor tesoro, Cayetanita. Aunque, para tesoros, el que se embolsará la niña cuando, por desgracia, claro está, fallezca sus predecesores. La fortuna de la Casa de Alba está valorada en unos 1.000 millones de euros según EuroBusiness. Teniendo en cuenta que La Duquesa tiene seis hijos, a la ex-pareja de Fran Rivera le quedarían unos 166 millones de euros. ¡Y es hija única! No hay que olvidar que su padre, el torero, también habrá amasado buenos montones de euros así que... ¿estamos ante la Paris Hilton española?. Ojalá.
Carlo, Mauro y Beltrán Merino Flores
Además de poder presumir de una madre que actuó en series junto a Lina Morgan o en grandes programas de televisión como 'VIP Noche', estos tres niños tendrán que repartirse el fortunón que su padre, Javier Merino, ha amasado a lo largo de los años. Según Google, al señor Merino se le calcula un monto de 40 millones de euros que, si repartimos entre tres (menudas clases de matemáticas estamos teniendo), les queda un poquito más de 13 millones de euros a cada uno. No está nada mal, ¿verdad?. Mar Flores también tendrá algunas monedillas sueltas por el bolso, que para eso lleva trabajando más de 20 años en los medios de comunicación.
Sandra, Marcos y Marta Ortega Mera
Lo de estos tres chicos es otro cantar. Son los tres descendientes de los genios españoles Amancio Ortega y Rosalía Mera, dos personas que, de la nada, montaron uno de los mayores imperios textiles del planeta. No se puede decir que naciesen con millones de euros bajo el brazo pero, por suerte, los tendrán. La fortuna de Amancio Ortega está cifrada, según Forbes en 25.000 millones de euros, y la de Rosalía en más de 1.700 millones de euros, más casi un 7% de las acciones de Inditex. Así que, saquemos la calculadora. Cada vástago se llevará unos 8.900 milloncitos de ecus. ¡Casi nada!.
Carolina, Amparo, Juana y Hortensia Roig
Sus nombres no te sonarán en absoluto, pero seguro que has comprado alguna vez en Mercadona y sientes debilidad por los productos Hacendado y Deliplus. Estas cuatro chicas tampoco nacieron ricas, pero ahora lo son. Entre las cuatro se repartiran el imperio Mercadona, que con tanto esfuerzo levantaron su padre Juan Roig y su madre Hortensia María. Entre todas, se repartirán unos 15.000 millones de euros, unos 3.700 por barba (aunque no la tengan). Es destacable decir, que el presidente de Mercadona ha declarado en varias ocasiones que sus hijas tienen las mismas posibilidades de dirigir la empresa como los más de 60.000 empleados del negocio. Eso sí, ellas ya son miembros del consejo general de la compañía. ¿Habrá alguna cajera en el consejo?.
Ser rico no es malo y tampoco es algo que envidiar, si les envidias por su riqueza estarás perdiendo el tiempo de pensar cómo crear la tuya propia. Go for it!.