Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cámaras con las que las celebrities hacen de paparazzi

Los famosos cazan con sus cámaras fotos por las que muchas revistas matarían. Pero no todos se lo curran igual a la hora de elegir cámara. Los hay que compran lo mejor y otros que se conforman con cualquier cosa.
Perseguidas hasta la saciedad por los paparazzis las celebrities a veces imitan a sus cazadores y también hacen fotos. Sus cámaras guardan en ocasiones imágenes que muchas revistas matarían por conseguir. Eso sí, no todos se toman igual de en serio lo de elegir su equipo. Los hay que compran lo mejor que venden en las tiendas y otros que se conforman con cualquier cosa. Hacemos aquí un repaso a algunas caras conocidas para ver qué cacharros usan para llenar sus álbumes personales.

Una cámara vulgar en una boda de sangre azul

En todo bodorrio entre langostino y langostino siempre se ve a alguien que saca la cámara para tirarle desde su mesa una foto a los novios. Eso es justamente lo que le vimos hacer al Príncipe Felipe cuando se casó su primo Nicolás de Grecia. Aunque no logramos ver con claridad el trasto con el que hace la foto está claro que no es del otro mundo, pero al menos iba mínimamente preparado. Observamos que el aparato tiene lo que los que venden estas cosas llaman zoom óptico, perfecto para no moverse de la silla.

El alumno de Terry Richardson

Ben Stiller se tuvo que emocionar con lo de que Terry Richardson le dejase su cámara porque la que usa es incluso mejor. Además de salir de paseo con una máquina de las mejores que produce Canon no se ha privado de comprarle un objetivo de 'pata negra'. Y es que la línea roja que rodea a la lente nos indica que usa uno de los cristales mejor pulidos que vende la firma japonesa. Ben, queremos ver tu Flickr.

Un gafe que no se complica la vida

Como nos contaba en su blog de El País nuestra compañera Sofía Ruiz de Velasco el pulpo Paul no ha sido tan infalible en el pasado Mundial de Sudáfrica como Mick Jagger. Partido al que iba para ver a uno de sus equipos preferidos, partido en el que los jugadores a los que animaba tuvieron que marcharse a casa. Pero el cantante además de a gafar también fue al fútbol a guardar de recuerdo en su cámara esas derrotas. Por lo que vemos no es de los que se complican la vida ni está dispuesto a gastarse mucho dinero, pues la que llevaba era una Flip, tan barata como sencilla de usar. Dos cosas por las que se vende como las rosquillas en Estados Unidos.

Una cámara que sólo se ve en el cine

Uno de los motivos por los que algunos van al cine es para ver lujazos que no se encuentran fácilmente por la calle, como cámaras de fotos de lo más exclusivo. El trasto con el que practica Simon Baker durante un rodaje es una Leica de última generación, que cuesta tanto como algunos coches. Una máquina casi idéntica la vimos en las manos a Scarlett Johansson cuando rodaba con Woody Allen 'Vicky Cristina Barcelona'.

¿Cazando paparazzis?

Igual Nieves Álvarez está harta ya de que la persigan los paparazzi y se ha propuesto ser ella la que los fotografía. Desde luego con la máquina con la que la vimos en Madrid es muy posible que lograse atrapar a los que le sacaron la foto, pues con semejante equipo si se lo propone puede cotillear lo que hacen los vecinos de enfrente. Así que si vives al lado de ella ya sabes, cierra las cortinas.