Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así son los herederos de las empresas de moda españolas

Carlota DalmauTon Vilanova
En casa del herrero, cuchillo de palo. Esta misma semana leíamos que a Carlota Dalmau, hija y musa de Custo Barcelona, le encanta "ir a Zara y ¡arrasar con todo!" y tampoco tiene problema en comprar en H&M, lucir otras marcas de lujo o incluso hacerse con algún trapito en tiendas de segunda mano. Y es que las nuevas generaciones de las principales marcas españolas se han quitado muchos complejos y se muestran tal cual son en entrevistas, redes sociales y en la misma calle, donde son foco de atención de los fotógrafos. Ya no se puede ser más 'fashion'...
Carlota Dalmau ha dado una de sus primeras entrevistas y gracias a ella hemos podido conocer que, además de encaminar sus próximos pasos al mundo de la interpretación y estar enganchada a las redes sociales, en ocasiones le es infiel a los diseños de su padre. “A veces hago cosas sin pensar, como ir a Zara ¡y arrasar con todo!”.

A sus 21 años, Carlota Dalmau acaba de terminar sus estudios de Fashion Business en el Instituto Marangoni de Milán, uno de los más prestigiosos del mundo, que le garantizan tomar las riendas de la marca que con tanto éxito ha llevado su padre y que vende camisetas y vestidos en todo el mundo, Custo Barcelona.
Pero este relevo generacional no se producirá todavía. Lo primero porque su padre tiene cuerda para rato; lo segundo, porque ella ahora está pensando más en las cámaras que en las máquinas de coser. En una entrevista a la revista Grazia hemos podido conocer que acaba de empezar la carrera de Interpretación. “Siempre me ha gustado actuar, pero nunca me he atrevido a dedicarme a ello a tiempo completo”, comenta la joven.
El mejor consejo que ha recibido de su padre es "Nunca hagas nada que no quieras hacer”, justo lo que necesitaba oír para lanzarse a su sueño actoral. Pero, ¿seguirá pensado lo mismo Custo tras saber que su hija le pone los “cuernos”?
No quiero hacer saña pero Carlota no se corta a la hora de decir otras marcas que le encanta llevar. Zara y H&M están entre sus preferidas, y es que como cualquier joven de 21 años las tiendas low-cost tiran… y mucho. Además declara que su mayor vicio son los mercadillos hippies y las tiendas de segunda mano de Ibiza, pequeños toques de ‘it girl’ que tendremos que fichar en sus redes sociales (@CarlotaDalmau)

Ella misma se define como una auténtica ‘shopaholic’ o adicta a las compras. En su armario la prenda estrella es una blazer de Alexander Wang, le encanta el chic parisino de Isabel Marant, los tejidos de Rodarte, su maxianillo dorado de Yves Saint Laurent… ¿pero, y qué pasa con santo padre? “Adoro los vestidos de Custo, que combino con sandalias de piel y mi bolso de Prada azul y verde”. Menos mal, chiquilla, estabas a punto de ser desheredada.
Hijas de diseñadores de éxito españoles
Carlota no es la única hija de la moda española que se está empezando a dar a conocer en los medios. Las hay más discretas y bastante menos. Tiziana, Adriana y Valeria, las hijas de Adolfo Domínguez, son parte activa de la empresa de su padre aunque en la familia Domínguez la que más destaca es Gala González (@GalaGonzalez) Sobrina del diseñador, la blogger y DJ es toda una ‘socialité’ que ha creado de su estilo la mejor marca. No obstante, se ha formado en la Central St Martin de Londres donde conoció a otra “hija” muy famosa.

Hablamos de Miranda Makaroff (@mirandamakaroff), la niña rebelde la moda española. Hija de Lydia Delgado, tiene tantos oficios como colores ha soportado su cabello. Actriz, blogger, DJ... pero sobre todo diseñadora en ciernes, con varias colecciones ya presentadas en Cibeles. No tiene límites, sobre todo para sus outfits, ya que entiende que la moda “hay que vivirla como un lienzo”.
La que está más alejada de la moda es Cósima Ramírez, que se ve más como papá que como mamá. La hija de Agatha Ruiz de la Prada se ha paseado por los eventos de moda con los locos diseños de su matriarca pero prefiere encerrarse entre libros con el objetivo de dedicarse un día de estos a la política, una de las grandes pasiones de su padre, Pedro J. Ramírez.

Hijos de la otra moda española, la que más vende
¿Qué sentido tiene hablar de la industria de la moda en España sin nombrar a Inditex y Mango? El mismo que olvidarnos en este artículo de Marta Ortega y Jonathan Andic.

La primera es famosa a su pesar. Ojito derecho de la segunda fortuna más importante del mundo, llamado también Amancio Ortega, Marta acaba de ser madre de su primer hijo al que no ha perdido la oportunidad de nombrar como el patriarca. Casada con el jinete Sergio Álvarez Moya, la ‘hijísima’ de Inditex trabaja dentro de las oficinas del conglomerado de moda y quienes la conocen dicen que es bastante sencilla y muy accesible.

Jonathan Andic es mucho menos mediático aunque no menos interesate. El hijo mayor del dueño de Mango, Isak Andic, ya ejerce de heredero de la que es la segunda empresa de moda española en el mundo. El año pasado fue nombrado presidente adjunto, es el director de HE by Mango y ha entrado a formar parte del capital de la compañía. Sus hermana Judith, segunda del clan, también trabaja en la empresa, y  completa la dinastía Sarah, que sigue estudiando para ser un día parte de este exitoso proyecto familiar.