Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marius, un rompecorazones en la Familia Real noruega

Marius BorgTon Vilanova
De pequeño nos hizo mucha gracia desde el balcón, siendo partícipe del particular (y bastante polémico) cuento de princesas de su madre Mette Marit. Pero Marius Borg Høiby ahora tiene ahora 17 años, mide casi 2 metros y enamora a las jovencitas noruegas con tan sólo un pestañeo de sus ojitos azules. A sus atributos físicos se suma el aura de misterio que rodea al joven: no tiene agenda oficial, mantiene una excelente relación con su padre biológico y causó una grave crisis en la Casa Real por utilizar las redes sociales.
Marius Borg
Lo cierto es que aquellos que lo comparan con un estrella adolescente no pueden tener más razón: miren este imagen de un joven Leonado DiCaprio y la de Marius Borg, el hijo fuera del matrimonio de la Princesa Mette Marit de Noruega… ¡¡para ponerlo en la carpeta del instituto desde ya!!
Eso mismo han pensado las súbditas del reino del que un día su madre se hará cargo. Las noruegas han convertido a este “principito” plebeyo en todo un fenómeno de masas y cada una de sus apariciones despierta todo tipo de parabienes y suspiros en las redes sociales.
Marius Borg
Aunque no son muchos los actos. Marius Borg pertenece a la Familia Real y ha vivido con ellos, pero no está dentro de la línea sucesora al trono, por lo que no tiene agenda y sus apariciones son muchos mas escasas que las de sus padres y hermanos, la heredera Ingrid Alexanda (9 años) y el pequeños Sverre Magnus (8 años).
Así, sus casi dos metros de altura, su alborotado pelo platino y su conquistadora mirada queda reservada a la intimidad y para sus compañeras en el instituto Solvang, cerca de Oslo, al que el joven acude cada día. Algún rumor de “amiga especial” ha habido, sobre todo en su Confirmación hace apenas un año, pero la Casa Real siempre ha pedido intimidad para el hijo de soltera de Mette Marit.
Una intimidad que puso en peligro él mismo este verano por culpa de las redes sociales. Marius se abrió cuenta en Instagram y subió unas fotos privadas de sus vacaciones junto a su familia, señalando la ubicación exacta en la que se encontraban gracias al GPS de la app. Los medios noruegos se enteraron de tal hecho y criticaron duramente a Marius y a la seguridad de la realeza, por permitir que publicara estas imágenes.
Marius Borg
El departamento de seguridad de la Familia Real noruega suprimió la cuenta del joven y reforzó el control sobre las redes sociales. Aún así, los príncipes Hakoon y Mette Marit enviarion una carta pública a los medios de comunicación recriminando su falta de tacto por aprovechar la inocencia de uno niño. Desde entonces, claramente, han estado más pendientes de los pasos del joven y de sus actividades habituales.
A decir verdad, éste es el único escándalo conocido de Marius, que este mismo año cumplirá 18 años y, si sigue la tendencia de los jóvenes de su país, pronto dejará los muros de su Palacio para irse a vivir sólo y a estudiar en la universidad. Aplicado con los libros, a Marius le encanta la música y aprovecha siempre que puede para ir a algún concierto de algunos de sus artistas preferidos entre los que se encuentra Kylie Minogue. Marius no sólo escucha: toca el piano, así que tal vez decida irse de gira con alguno de ellos…
Marius Borg
Otra de sus aficiones es el deporte, sobre todo aquellas disciplinas que se disputan al aire libre. Como en Noruega otra cosa no, pero nieve hay para reventar, le encanta esquiar y hacer travesía. Una afición que le permite compartir tiempo con su padre biológico, Morten Borg, con el que mantiene una gran relación.
El pasado de su progenitor no es precisamente el mejor ejemplo para Marius. Morten estuvo preso en 1991 por comerciar con cocaína, precisamente en la etapa en la que estaba con Matte Marit. Un pasado que salió a la luz al conocer el compromiso de los Príncipes y que fue tachado por la seguridad nacional noruega como “altamente peligroso”.
La propia Mette Marit pidió disculpas públicas por estos oscuros episodios de su juventud y ha tenido que esforzarse el doble para complacer a los ciudadanos de su país. Parece que el pueblo noruego ha perdonado a la Princesa, que no ha perdido oportunidad de trabajar en asociaciones de ayuda a enfermos de VIH o contra la drogadicción.
Marius Borg
Morten Borg ahora es un personaje más de la prensa sensacionalista de su país, sobre todo tras casarse con la modelo Celine Maktabi, hija pequeña del conocido comerciante de alfombras libanés Mahmoud Maktabi. El único representante real en la boda fue Marius, aunque (y seguro que os lo estabáis preguntando) la relación con su ex y su real marido es muy buena.
Una madre princesa, un padre de pasado oscuro pero reconvertido en celebrity, belleza y muchas fans... que se venga a España que tenemos un hueco para él: ¡¡Marius, tronista!!
Marius Borg