Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Selfie', la genial locura por los autorretratos

mileyTon Vilanova
Las redes sociales nos vuelven más vuelto más exhibicionistas que nunca y a cada paso que damos, lo posteamos para que todo el mundo sepa en qué andamos. Mucho mejor sí además podemos sacar una foto y subirla. Y ya la releche si en la foto además salimos nosotros, a poder ser poniendo morritos o en una postura imposible, mostrando lo guay que somos. Todos nos hemos vuelto autorretratistas de la noche a la mañana y ellos, los famosos, son los más obsesivos. Esta tendencia se llama ‘selfie’ y estos son sus paradigmas.

Septiembre 2012. Se rumorea que Lady Gaga se ha cogido unos kilos y no precisamente de timidez. Coge su móvil y se marca un selfie frente al espejo en ropa interior, todo un aquí estoy yo y este es mi cuerpo y una frase que le acompaña: "Sed valientes, postead una foto vuestra y celebrad que habéis vencido vuestras inseguridades".

Enero 2013. Obama jura su segundo mandato como presidente de los Estados Unidos mientras sus hijas adolescentes, Malia y Sasha, smartphone en mano se dedican a hacerse selfies con gestos triunfantes y caras de bobas, un clásico del movimiento. Al día siguiente, la foto más publicada por todos los medios. ¿Por qué pasan de la política? Lógico, pero es que además el selfie mola más.
Esta claro que marcarse un autorretrato tiene tantos años como las pinturas rupestres pero en la generación del Instagram, esta tendencia está haciendo que veamos lo mejor (y lo peor) de los famosos de aquí y de allá. No lo neguéis, todos hemos caído en la locura del autorretrato y llenado con ellos las redes sociales, donde o te dan un ‘me gusta’ o te picas bastante (tirando a mucho).

Hasta la revista Time o The Wall Street Journal, medios con una reputación muy similar a Diviniteen, se han hecho eco del selfie, convirtiéndolo en una de las palabras que van a marcar el año. Las egoblogger, como la estilosa de Paula Echeverría, son la otra gran fuerza de este terremoto fotográfico y es que, al fin y al cabo, ellas no son más que un selfie tras otro.

Vía selfie hemos localizado el tatuaje erótico de Selena Gómez, hemos seguido día a día el embarazo de Shakira y Piqué, hemos sabido que Rihanna y Chris Brown están todo el día pegándose… besos, y sí, le hemos visto el culo a Scarlett Johansson y los pechos a Heather Morris (‘Glee’). Bendito autorretrato pirateado. Pero si hasta Hillay Clinton y Meryl Streep lo haces…

A las celebrities españolas también les va la marcha y en cuanto localizan un espejo se marcan un posado “pactado contigo mismo”.  Si seguís a Javier Calvo o Úrsula Corberó en Instagram o Twitter seguro que os conocéis a toda su ‘pandi’ y su armario gracias a las autofotos. O las bloggers Miranda Makaroff y Gala González, que ya son auténticas estrellas gracias a sus looks en las redes sociales.

El selfie es la victoria sobre el photoshop, una forma para los famosos de presentarse al mundo tal y como son, por eso son fotografías tan atrayentes y los medios de comunicación las convierten en sus imágenes de cabecera. Claro que el selfie también tiene sus reglas no escritas. Si quieres salir mona en una autofoto sigue estos pasos:
  • Consigue un móvil con una buena cámara frontal y aplicaciones de retoque como Instagram, Blingee, Leme Cam, Photosynth...
  • Si utilizas el espejo, acuérdate de quitar el flash… y de ordenar tu cuarto
  • Intenta hacerlas con luz natural para que la iluminación no esté tan localizada, normalmente en tu cabeza
  • Ladea la cámara hacia tu lado bueno y evita poner la cámara abajo (hacer un contrapicado)
  • Si sales de cuerpo entero, acuérdate de tener siempre los tobillos cerrados o los pies cruzados, sube el lado de la cadera en el que tienes el teléfono y adelanta el hombro contrario
  • Toma nota de las poses de las egoblogger o las modelos. Evita el mundo Miss o la foto de perfil de Meetic. Renuncia a poner cara rara en todas las fotos, una sonrisa puede ser de lo más revelador.
  • Y recuerda, más no siempre es mejor: controla tu escote 
  • Tú tienes el móvil, tú tienes el poder. Asombra a tus contactos con la mejor de tus poses e imagina, ¿qué habría sido de algunos momentos históricos si hubieran sido ilustrados con un selfie?