Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntadas con hilo y sin hilo: cuarta jornada de la Fashion Week Madrid

Madrid Fashion Weekdivinity.es
Los delantales fashion de Rabaneda, la inspiración orientas de Ulises Mérida, el Ballet Nacional para Duyos, el viaje de Amaya Arzuaga desde la línea deportiva hasta lo monacal, Vidal se vuelve rockero, Miguel Palacio se regodea en la maestría y David Delfín se queda sin puntadas en el análisis de Nacho Montes.
Madrid Fashion Week
Rabaneda SIN HILO
Rabaneda quiere ser y se queda en camino. Pequeños detalles interesantes que no resuelven una colección complicada. Faldas superpuestas de dudoso empastado. Cuadros que se pierden. Irregularidades poco arquitectónicas. Estructuras sin solidez. Recuerdos de Arzuaga pero en versión B, error de bulto. Gris eterno y azul cielo como respiro.
Madrid Fashion Week
Ulises Mérida SIN HILO
Ulises ve el verano con ojos de otoño, oscuro, denso y recargado. Tornasol rojo y morado. Sargas satinadas. Sedas que se vuelven sólidas y confusas. Vestidos pesados y recargados que esconden espaldas que se intuyen interesantes. Rayas descompuestas sobre marfil en túnicas irregulares y vestidos largos encordados que salvan una colección de buen patrón y mala elección de materiales.
Madrid Fashion Week
Duyos CON HILO
El Ballet Nacional celebra, con público y prensa en pie, los 15 años de Duyos en la moda. Las islas canarias en una puesta en escena brutal, racial, llena de fuerza. Sol, oro, sedas, cuerpos y bajos de plumas, cinturillas en cabuchón. Muselinas de seda que flotan en una danza de fuego y sensualidad al extremo. Ocre, azul agua, antracita, rojo, verde, amarillo, arena, en representación de las siete islas. Sal de océanos omnipresentes, cielos llenos de estrellas. Platas, gris de volcanes. Sueños posibles. Castañuelas que hacen vibrar a las lentejuelas. Bravo!
Madrid Fashion Week
Amaya Arzuaga CON HILO
Arzuaga dibuja olas de mar pero sin soñar con azules. Buena pero esperada arquitectura. Simetrías blancas con interiores rojos que chillan pasiones. Cremalleras vivas. Cuerpos campana con pantalones de talles altos. Blanco y aguamarina en vestidos construidos. Sedas de papel, mates y plastificadas. Cortos urbanos de neopreno con plumeti. Casacas blancas con pantalones flotantes. Gazar de seda, crepé. Coral, negro, blanco, crudo. Cremalleras negras que enseñan mundos en cortos rojo coral. Algunos destellos entre lo predecible. Ojo!
Madrid Fashion Week
Juan Vidal CON HILO
Vidal se vuelve rockero sin perder ni un ápice de su chic. Sastres Gales con amarillo en pitillos, blazers, vestidos cortos rígidos y trenchs reinventados. Británica urbanidad. Fresas en enjambres rockeros para los vestidos cortos. Rayas en black&white con blusas de fresas. Fresas azules sobre blancos niquelados. Fresas black XL en vestidos tulipa rosa. Camisas que mutan en vestidos. Cuellos esmoquin, tablas, baggys. Fresas glitter sobre vestidos potentes. Jaquares, lino, raso de algodón, elastán, lurex. El suavizado rock de Juan tiene punto y glamour.
Madrid Fashion Week
Miguel Palacio CON HILO
Palacio vuelve a existir y se regodea en su antigua maestría. Pantalones anchos y blusas pasamanería. Beige. Blusas pasamanería y lazada. Negro y marfil. Seda de organza y crepe de chine. Vestidos cortos evasé impecables. Cortos negros plisados con escotes de cuerdas. Oro, plata, café. Túnicas suntuosas sobre tobilleros black. Baberos de oro. Atrás quedan los años confusos de Hoss, Miguel ha vuelto para instalarse. Bien!
David Delfín SIN HILO
A pesar de mi admiración a David, este servidor NO ESCRIBE de un desfile presenciado obligatoriamente por algunos periodistas en escaleras o salas externas por un nefasto sitting de prensa, responsabilidad de Adolfo de la Llave y su agencia de comunicación. ERRORES de bulto.