Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡No uses mi música en tu campaña!

músicosdivinity.es
La mayoría de los artistas están dispuestos a que sus canciones suenen en bodas, bares y programas de televisión. Incluso en anuncios, siempre que reciban una contraprestación económica por ello. Pero en cambio son especialmente sensibles cuando los que utilizan su música son los políticos. La vinculación con un partido afecta demasiado al ADN de un grupo o músico y la mayoría de ellos no están dispuestos a quedar así marcados de por vida. Los políticos más afectados por estos arrebatos de propiedad intelectual son sobre todo los conservadores, pero en esta selección tenemos también leña para algunos progresistas:
-    MACACO: Ha protagonizado el último desencuentro de esta guerra político-musical. El PP usó su tema 'Seguiremos' en la campaña catalana. En este caso no solo ocurre que Macaco está en las antípodas ideológicas del partido, sino que se trata de una canción cuyos derechos ha cedido al Hospital San Joan de Deu para ayudar a financiar la investigación del cáncer infantil. Está indignado y, además de en todas sus redes sociales, lo ha explicado en esta columna en El País.
-    REM: Su líder, Michael Stype, también es uno de los últimos en quejarse públicamente. “No use nuestra música o mi voz en su estúpida farsa de campaña” le ha espetado al candidato republicano Donald Trump (Y alguna otra lindeza a través de la cuenta de Twitter de su compañero Mark Mills). El tema que había utilizado Trump tiene un título muy jugoso para hacer campaña, la verdad: ‘It´s the end of the world as we know it’ (Es el fin del mundo, como lo conocemos)


-    NEIL YOUNG: De nuevo Donald Trump en el centro de la polémica. Esta vez usó ‘Rockin´in the free world’ y Neil Young no dudó en quejarse. Pero Trump tenía un as en la manga. Recuperó una foto de cuando Young le pidió apoyo económico para el Pono, un ambicioso reproductor musical de alta calidad. Tuiteó la imagen en la que ambos aparecen sonrientes y dándose la mano y le llamó hipócrita.


-    BRUCE SPRINGSTEEN: El Boss es para los americanos un emblema nacional casi tan importante como las barras y las estrellas. Por eso a los políticos, siempre muy patriotas en campaña, les encanta usar su música. El problema es que a Springsteen no le gustan nada los republicanos y ellos están empeñados en que ‘Born in the USA’ es el tema que necesitan para sus campañas. Hasta con tres candidatos se ha tenido que enfrentar por utilizar este tema: Ronald Regan, Bob Dole y Pat Buchanan. Y eso que ‘Born in the USA’ no tiene nada de patriótico sino que es un alegato contra la guerra de Vietnam.  

B

-    FOO FIGHTERS: Poner de título ‘My Hero’ a una canción era jugar con fuego. A ver qué partido se iba a resistir a arropar a su candidato con este temazo glorificador…  El republicano John Mc Cain, veterano de Vietnam, la usó en su campaña contra Obama. Dave Grohl y los suyos son demócratas y se quejaron (Y el ‘héroe’ de aquellas elecciones terminó siendo el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos)
-    SAM MOORE: Es más raro pero a veces a los demócratas también les salen artistas contestones. A la mitad de Sam and Dave no le resultaba cómodo que los demócratas cantaran en los actos de campaña ‘Hold on, I’m comin’ cambiando la letra por ‘Hold on, Obama’s comin’ y así lo manifestó. Pero la cosa debió de arreglarse luego porque al año siguiente actuó en la investidura del presidente.
-    BOBBY Mc FERRIN: Este es el autor del famoso ‘Don´t worry, be happy’ y no dudó en pedirle al mismísimo George Bush padre en 1988 que no lo utilizara en sus actos de campaña. Bush llegó a intentar invitarlo a cenar para convencerle pero no hubo manera así que al final los republicanos cambiaron de canción. Optaron por ‘This land is your land’ e inexplicablemente Woody Guthrie parece que no se quejó. Quizás fue porque solo era autor de la letra puesto que la música era una melodía tradicional americana.
-    SURVIVOR: Son los de ‘Eye of the tiger’, el tema de Rocky. Se usa mucho para infundir ánimo y el grupo ha tenido que plantar cara a dos candidatos republicanos: Gingrich y Romney, que lo incluyeron en sus actos de campaña.
-    STING: Otra de esas pocas ocasiones en las que la regañina les toca a los demócratas. El líder de The Police le pidió en 2010 a Al Gore que no usara su ‘Brand New Day’ (Aunque también se lo había tenido que pedir a Bush hijo)
-    ABBA: Sus melodías pegadizas son una garantía para empezar con buen ambiente cualquier evento y de nuevo le tocó la regañina al republicano Mc Cain. Los suecos le impidieron usar su ‘Take a chance on me’.
-    AMARAL: En España también hemos tenido algún episodio curioso. El que implicó a Amaral no tuvo ni siquiera música, solo palabras. Rubalcaba citó en el Congreso su tema ‘Sin ti no soy nada’ y Juan Aguirre no se cortó: “Mira amigo, no me toques los huevos” le dijo.
rubalcaba aguirre

-    QUEEN: ¿También?... Noooo Estos no se han quejado pero no hemos podido evitar la tentación de incluirlos aunque más bien deberían estar agradecidos. El genial baile de Miquel Iceta que ha arrasado en esta campaña de las catalanas al ritmo de ‘Don’t stop me now’ ha hecho de este tema un ‘must’ en cualquier playlist de bodas y celebraciones varias.
¿Pero pueden usar los políticos cualquier canción en sus mítines? Ellos se escudan en que ya pagan los derechos de autor a las entidades gestoras correspondientes pero estas no se ocupan del derecho moral. Cualquier artista que sienta que el uso de su creación atenta contra su moral puede apelar a él. Normalmente basta con una queja pública del artista para resolver el desencuentro. A ningún partido le gusta verse envuelto en una polémica con una celebrity y menos en campaña electoral así que lo habitual es que dejen de usarla automáticamente y si te he visto no me acuerdo.
Algunos encargan canciones ad hoc y así se quitan el problema. Así lo hizo el candidato a la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, con su rap ‘Extremadura, nuestra única doctrina’. La cancioncita llegaba a decir del candidato que era un “presidente valiente, fuerte y capaz” pero no le dio mucha suerte y perdió las elecciones.
O puedes tener mucha suerte y que te las hagan a medida motu proprio: No figura su nombre por ningún sitio pero parece indudable que ‘Working on a dream’, de Bruce Springsteen, tenía algo que ver con el momento de ilusión y esperanza que había generado Obama como candidato demócrata. La primera vez que la interpretó fue en 2008 en un acto de campaña. Este tema sí que le dio suerte a Obama.