Justiciera glam

Carlos Otero

Swarovski: lo poco gusta, lo mucho asusta

  • Etiquetas:
    ·
    • 4 Comentarios

Swarosky

Esta gama de preciosos cristales de superlujo ha pasado de ser un icono de elegancia y distinción a pervertirse hasta el extremo de parecer choni y hortera

El refranero popular es sabio. Hartos estamos de escuchar una y otra vez frases hechas como “lo bueno si breve, dos veces bueno” o “lo poco gusta, lo mucho cansa” y esto es extrapolable al mundo de la moda, la elegancia y el estilo. Últimamente estamos asistiendo a un exceso continuo del uso, o más bien abuso, del cristal de Swarovski.

Esta gama de preciosos cristales de superlujo ha pasado de ser un icono de elegancia y distinción a pervertirse hasta el extremo de parecer choni y hortera. Para desgracia de los admiradores de esta marca tan sofisticada el mercado del lujo de los nuevos ricos, las imitaciones de mercadillo o la sobreexposición de la marca la ha alejado de la elite de la elegancia para acercarla peligrosamente al logo del conejito de Playboy o al de la discoteca Penélope.

Lo mismo le ha ocurrido al uso de la imagen de Marilyn Monroe o Audrey Herpburn, que han sido tan pervertidas que ahora tener un cuadro de ellas en casa está al nivel de tener una bandera del Che Guevara o una pitillera con la cara Bob Marley. O sea, un horror.

El uso comedido, la forma correcta

El hecho de que su exceso haya jugado en contra de la marca no quita que el uso con mesura de joyas y complementos con incrsutaciones de este lujoso cristal atente contra las normas del buen gusto. Todo lo contrario: u n toque de Swarovski bien elegido y mejor combinado realza cualquier belleza natural.

Sólo hace falta ver qué bien llevan complementos con incrustaciones de tan preciado cristal figuras de la talla de Dannii Minogue, la hermanísima de nuestra querida Kylie, o nuestra ambición rubia patria, Marta Sánchez.

Sobrexposición mediática

El principal problema que ha tenido el exceso del cristal de Swarovski sobre su concepto de elegancia ha sido, quizás, su excesiva presencia en los mass media. Todo empezó cuando Britney Spears lució un mono con estos cristales incrustados en su videoclip de 'Toxic'. Años después nuestra Soraya Arnelas hizo lo propio para su modelito de Eurovisión y la tacharon de “patinadora”.

Más recientemente Jennifer Lopez se vistió de forma semejante para restregar su trasero sobre el paquete de Pitbull en una entrega de premios. Lo opuesto a la elegancia.

Otro ejemplo del superávit mediático de la firma es que una conocida publicación dedica con frecuencia un número al lucimiento de estos cristales y no siempre consigue portadas que destilen verdadero lujo. ¿Estamos de acuerdo en que estas tres bellas actrices no tienen el guapo subido tan ceñidas y acristaladas en estas portadas? Más que embajadoras del lujo, parecen aficionadas al bodypainting...


 

Y es que no puede haber Swarovski por doquier. De hecho, no tenemos del todo claro donde sí debe ir, pero sí donde no debe aparecer el cristal de Swarovsky bajo ningún concepto:

  • No en las fundas de smartphones, tabletas, portátiles y demás tecnología punta
  • No a la combinación brillos y niños. Las marcas abusan de esta agresión a la infancia pero no caeremos en ella.
  • No a cristales en el maquillaje salvo que sea Carnaval y vivas en Rio deJaneiro.
  • No a las incrustaciones de cristales brillantes en la ropa. Prohibida terminantemente en ropa que no sea de fiesta . Adiós a las camisetas de gimnasio con incrustaciones de Svarowski
  • No al piercing dental. Evitemos las sonrisas Swarovski. Si cuidamos nuestros dientes, no hará falta que busquemos que brillen artificialmente.
  • No a los Swarovskis en las uñas. Nos gustan las uñas cuidadas, pintadas, e incluso decoradas, pero no tan brillantes. Definitivamente no. La corredora Florence Griffith y sus espectaculares uñas deben quedar sólo en nuestro recuerdo.

En definitiva: El cristal de Swarovski puede seguir siendo 'chic' pero en su justa medida. Y es que diga lo que diga Alaska no siempre 'más es más'.

Déjanos tu opinión

Justiciera glam

Sólo quiero ayudar a los famosos a no caer en el ridículo por pasarse de divinos

Hay imágenes que dañan la retina y afean el Universo. Por eso, desde el cariño y el buen gusto, escribimos a nuestros famosos para crear, entre todos, un mundo más bonito. (PD: Podrían crear uno mejor, pero les hemos pillado de compras)

Publicidad

Calendario

Prev Diciembre 2016 Next
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Ver todos

Publicidad

NO TE PIERDAS NI UNO

¡Descubre todos los blogs de Divinity!

Las mejores fiestas con Pepino, l@s Divin@s de Nacho Montes, el 'Maximizando' de Màxim Huerta, nuestro blog de cocina y famosos, las bio más jugosas de los vips, la moda de Florinda Chic... Descubre nuestros blogs.