Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dietas de las Royal: los hábitos alimenticios de las reinas y princesas

DIETAS ROYALCarlos Otero
Máxima de Holanda luce nueva figura (aunque le ha costado un susto médico) gracias a una dieta basada en proteínas. Letizia sigue los principios de los consejos ‘anti aging’ de la los nutrientes del doctor Perricone y Mette Marit intenta recuperar la figura perdida privándose del pecaminoso chocolate. Oteradas recorre hoy los palacios europeos para desvelar los secretos dietéticos de nuestras ‘royals’ favoritas.
Máxima: en peso mínimo
La reina de Holanda ha bajado nada menos que diez kilos en tan solo seis meses. ¿Cómo? Mediante una polémica dieta asado en proteínas que restringe la cantidad de carbohidratos y dulces que se ingieren. Esta dieta hiperproteica le ha pasado factura: una infección renal que le obligó a cancelar su viaje por China. 
DIETAS ROYAL
Los nuevos hábitos alimenticios de la soberana holandesa consisten en cinco comidas pequeñas al día en las que están excluidas grasas y carbohidratos y sí se permiten verduras de hoja verde, galletas de fibra, pechugas de pollo, pescado, leche y huevos.
La dieta ‘lifting’ de Letizia
DIETAS ROYAL
Lo publicaba nada menos que el monárquico ABC: Letizia consigue paralizar el paso del tiempo en su rostro porque desayuna tres huevos. La reina española sigue una dieta elaborada por el prestigioso doctor norteamericano Nicholas Perricone que se basa en una serie de alimentos frena la oxidación celular.
Esta dieta sostiene que hay alimentos «no adecuados» que provocan flacidez y mala cara. Arroz, azúcar, café, zumos de fruta envasados y refrescos light, entre otros, son los culpables del aspecto cansado de algunas mujeres. También existen diez «superalimentos» que hay que consumir con frecuencia. Lácteos naturales, salmón salvaje o copos de avena se encuentran entre ellos.
Letizia, además, es embajadora de la FAO para la Nutrición y defiende la dieta mediterránea. Por otra parte ha incorporado la quinoa, la cúrcuma o la harina de espelta a sus menús cotidianos.
Los alimentos crudos de Kate Middleton
DIETAS ROYAL
Gazpacho, ceviche, ensaladas, zumos, batidos de frutas… Los alimentos crudos son la base de la dieta de la nuera de Lady Di, Kate Middleton también conocida por los más cursis como la duquesa Catalina de Cambridge. Dicen sus allegados que le encanta la comida japonesa y disfruta de  la cocina de Makiko Sano, autora de La Dieta del Sushi.
Rania de Jordania, verduritas al vapor
DIETAS ROYAL
El secreto de la alimentación de la monarca más hermosa de Oriente Medio consiste en ingerir alimentos de índice glucémico bajo. Verduras al vapor, pescados a la placha, arroz integral forman parte del día a día de la cocina del palacio jordano.  Eso sí, para sobrellevar esta rutina de vez en cuando se toma un capricho y hasta ha tuiteado una foto suya zampándose una hamburguesa “para dar comienzo al fin de semana”
Mette Marit, prohibido el chocolate
DIETAS ROYAL
La princesa heredera de Noruega ha engordado en últimos tiempos. Aunque no le gusta el tema de las dietas ha comenzado a ponerle remedio a esas incómodas redondeces que llenan los tabloides escandinavos. Por eso ha comenzado a seguir una alimentación equilibrada y ha renunciado totalmente al chocolate, una de sus grandes debilidades.
Victoria de Suecia, deporte supervisado por su marido
DIETAS ROYAL
Victoria tuvo hace años problemas de anorexia, algo que ya ha quedado completamente superado. Ahora se sirve de una alimentación muy baja en grasas, y rica en ácidos del tipo omega3.  Pero su gran asesor es su marido el príncipe Daniel, entrenador profesional y ‘personal trainer’ de la heredera del país del Ikea. La princesa practica habitualmente ‘running’ y también es fanática del esquí. Ahora engordará pero por otros motivos: está esperando su segundo hijo.