Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Famosos al volante, peligro constante

FAMOSOS VOLANTE1divinity.es
El reciente arresto de Leticia Sabater conduciendo sin puntos por carreteras comarcales españolas nos ha puesto sobre la pista del peligro que suponen los famosos en la carretera. Son muchas las celebs que en los últimos tiempos se han visto involucradas en infracciones de tráfico de diferente índole. Por eso en estos tiempos de Operación Salida de vacaciones hemos elaborado esta guía de celebrities peligrosas al volante: Si ve a alguno de ellos, extreme precauciones o póngase en contacto con la Guardia Civil.
Tamara Falcó, estrellada en el Starbucks
El gran icono de las famosas con poca maña en el volante es nuestra admirada Tamara Falcó. La heredera de mamá Preysler pierde todo su glamour cuando le toca ponerse el chaleco reflectante y colocar en la calzada los triangulos de peligro... ¡Y eso pasa más veces de lo deseado! En la memoria colectiva tenemos aquel momentazo que protagonizó estrellando su utilitario contra un Starbucks de la madrileña calle de Fuencarral. Otro grandísimo episodio de la hija del Marqués de Griñón y la reina del alicatado fue cuando se quedó tirada en la carretera ¡porque se le olvidó repostar gasolina!  L-U-V Tamara!
Lindsay Lohan, atropelladora reincidente
Lo de Lindsay Lohan y los coches es como Chenoa con sus novios: antes o después la historia acaba en tragedia. Nuestra adoradísima LiLo cuenta por decenas sus problemas con los vehículos de cuatro ruedas: arrestos por conducir borracha, atropellos en la puerta de la discoteca, piñazos de infarto contra camiones “porque le fallaron los frenos”... Un no parar de infortunios carreteriles que la convierten en persona non-grata en las empresas aseguradoras y que si fuera española nos sacaba de la crisis solo con el dineral que el Estado le sacaría en multas.
 Justin Bieber, imprudencia juvenil
El icono juvenil de moda no deja de darnos sustos con el coche. Hace un año la liaba parda en su lujoso vecindario de Los Angeles cuando chocaba su cochazo contra el Honda Civic de otro vecino. Esta no era la primera vez que el novio de Selena Gomez se veía envuelto en problemas de este tipo. El cantante ya fue retenido por la policía cuando conducía el coche de su amigo, el también cantante Sean Kingston. Justin, al volante del Rolls Royce descapotable llamó la atención de la policía de Los Angeles, que le paró pensando que no tenía la edad mínima para poder conducir.
VOLANTE2

Farruquito, mito popular
El desafortunado accidente de Farruquito forma parte ya de la cultura popular española. ¿Quién no ha dicho alguna vez aquello de 'Tienes más peligro que Farruquito al volante'? El caso del bailaor, más allá del humor negro español, resulta de lo más dramático y delictivo: Atropelló y mató a un peatón después de saltarse un semáforo en rojo cuando circulaba más rápido de la velocidad permitida y además tras el accidente se dio a la fuga. Todo esto sin carné de conducir. Ver para creer.
Famosos caspositys en la Cibeles
No se puede hacer un repaso por la peligrosa combinación famosos y volantes sin recordar aquel bizarro accidente de los famosos más casposos del panorama corazonil español en la Fuente de la Cibeles. Corría el año 2001 cuando un coche conducido por el inclasificable Arlequín acompañado por Loly Álvarez, Montse Páez y la Momia se estrellaba contra uno de los monumentos más emblemáticos de la capital madrileña. Desde entonces hacer esa rotonda frente al Banco de España no ha vuelto a ser lo mismo. El impacto de los famosos 'caspositys' contra la diosa Cibieles fue de tal calado que hasta la prensa seria, como 'El País' o el 'Abc' se hicieron eco del suceso. 

Estefanía de Mónaco y Beatriz de York, las princesas también chocan
Los accidentes de tráfico no son patrimonio exclusivo del mundo plebeyo, las princesas de sangre azul también tienen sus más y sus menos con sus vehículos. La rumorología popular cuenta que el accidente de tráfico que le costó la vida a Grace Kelly tiene como responsable única a su hija Estefanía, que supuestamente conducía el vehículo siniestrado. Otra conductora que tiene tela es Beatriz de York, la hija de Sarah Ferguson tuvo un aparatoso accidente en 2010 cuando el coche que conducía se quedó atrapado entre dos autobuses. Por suerte, en esta ocasión, no hubo que lamentar nada.
Ortega Cano, la historia acaba en drama
Dejamos para el final uno de los episodios más dramáticos y recientes: el accidente de Ortega Cano que le costó la vida a Carlos Parra. Según la acusación particular del caso, el diestro conducía ebrio cuando su vehículo impactó a más velocidad de la debida contra el que conducía el finado. Otro episodio de famosas conductoras que acabó de forma dramática fue el aparatoso accidente que tuvieron hace unos años Ana Torroja y Esther Arroyo que le costó la vida al joven que viajaba con ellas en el turismo siniestrado.