Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esta temporada toca quedarse en cueros

Esta temporada no puede faltar en el armario un vestido de piel
En esta marea cíclica que es la moda es hora de reponer el episodio 'amamos los vestidos de cuero'. A las celebrities internacionales parece que les han dado pase para el preestreno y ya andan presumiendo de ser las avanzadillas de esta tendencia. Sin ir más lejos, Nicole Richie y Kate Moss presumieron de sendos atuendos oscuros en la Paris Fashion Week. ¿Qué lugar mejor para exhibirse como máximas innovadoras?
El caso es que en estos años convulsos en los que el cuero se ha convertido en un material prohibido en la vestimenta para muchos... se ha empezado a apostar por fabricarlo de manera sintética. Así, en algunos casos no sabríamos decir a simple vista si es natural o fabricado, mientras que en otros simplemente tememos que se encienda una cerilla en la habitación por si salimos ardiendo.
Es lo que aparentemente pasa con el vestido de cuero que Lindsay Lohan llevó en su última comparecencia en los juzgados. Plástico parece y (sorprendentemente) cuero es. El modelo, que cuesta más de 800 euros, es de la diseñadora Raquel Allegra, que curiosamente se hizo famosa por customizar para los famosos camisetas que llevaban presos de L.A. ¿Veremos pronto el de LiLo customizado?
El efecto contrario tiene el vestido salmón que Katy Perry llevó a la presentación de la última colección de la joyería Thomas Sabo: parecía piel pero resultaba tan sintético como un relleno de silicona. ¿Conciencia vegana, quizás? El estilismo, aunque de dudoso gusto, no le queda tan embutido como el de Jessica Lowndes, una de las actrices de la nueva generación 90210. ¿Es que no había más talla en la tienda?
Está claro que la se lleva la piel y sus imitaciones, pero.. ¿qué opinarán desde PETA de este nuevo giro en la ruleta fashionista?¿Estarán ya preparando cubos de pintura roja o eso sólo lo reservan para los abrigos de visón? Sea lo que sea, siempre les quedarán Leona Lewis y Stella McCartney.