Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Este verano: piel perfecta

Es clave echarse la protección solar media hora antes de ir a la piscina o playa
A todas nos gusta estar morenas cuando llega el verano. Y no es por chafar las intenciones, pero el sol resulta ser el principal causante del envejecimiento prematuro. Así que antes de exponerse a sus rayos, es preciso tomar alguna precaución para mantener la piel joven durante mucho más tiempo.
Lo primero de todo ¡incluso antes de pensar en irse de vacaciones! es minimizar los efectos de la celulitis (tranquila, la padece más del 90% de las féminas). Sabemos que Britney se libró de la suya con mesoterapia y que Jennifer Aniston no duda en hacerse a menudo carísimos drenajes linfáticos. Ambos son procedimientos que pueden hacer en tu Instituto Estético más cercano por precios bastante asequibles. Y sí, se notan los resultados.
Una vez reducida la piel de naranja, ya podemos enfundarnos en un bikini sin resultados dramáticos. Pero, ya sabéis: hay que aplicar protección solar al menos 30 minutos antes de bajar a la playa o la piscina. Pero, aunque no os tumbéis a tomar el sol, es necesario protegerse de sus rayos. Kelly Osbourne ha comentado que ella lo hace a diario, igual que Lindsay Price. AnnaLynne McCord (que tiene una piel excelente) se pone hasta ¡tres! protectores distintos. Tampoco es como para volverse loca, pero sí que tiene un punto: añadir antiedad al protector solar, como la gama Age Miracle de Pond's. Así no sólo evitamos arrugas, sino que reducimos las que pueda haber.
Y si, a pesar de todo, acabas por quemarte (como le pasó a la mismísima Kelly Osbourne), no queda otra que tratar de aliviar la quemazón con productos refrescantes que contengan pepino o aloe vera (que tiene, además, un efecto reparador). Y sólo reza que no te quedes a trocitos en la cara, como Kim Kardashian.
En resumen: tres pequeños pasos para mantener la piel perfecta durante el verano. 1. Hacer tratamientos previos que tonifiquen y nos pongan en forma. 2. Protección, protección y más protección. 3. En caso de quemadura: aliviar el dolor y retirarse del sol.