Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Euroescándalo': Los productores musicales destapan su parte de la polémica

Las declaraciones tras la polémica que rodea a Eurovisión 2017 en España han ido apareciendo en los últimos días. La gran mayoría del resto de participantes se han pronunciado para mostrar su disconformidad tras conocer la decisión del jurado: Manel Navarro será el representante español en el festival europeo. Los productores de la candidata Mirela y el preseleccionado Chipper han sido los últimos en hablar.

Agresiones físicas, "tongo" y amistades peligrosas se han ido vinculando a la elección de Manel Navarro y las personas del jurado que le dieron su apoyo, especialmente sobre el locutor musical Xavi Martínez. Aunque Isaac Luque, productor y coautor de la canción de Mirela, no critica al locutor, sí reconoce que en cuanto supieron que él estaría entre el jurado aventuraron lo que acabaría pasando, "pensamos incluso en retirarnos el día antes” confiesa. Lamenta que dedicaran siete meses de trabajo íntegro en los que invirtieron más de 20.000 €:
A Chipper, concursante de 'OT 2008' que intentó alcanzar el puesto de representante este año, le recorre un sentimiento similar. William Luque, el compositor de su canción candidata, es quien ha querido expresar en 'Cazamariposas' su desilusión con este proceso selectivo. Según el compositor, TVE les solicitó realizar las versiones en inglés, castellano y mixta de su canción algo que "a una persona que no va a quedar elegido, no le mandan realizar ni invertir tanto dinero", afirma. Recuerda cómo pagó un billete a Nueva York, alquiló un estudio de grabación y realizó todo el proceso de remasterización para, al final, recibir la noticia de Toñi Prieto: sólo quedarían seleccionados aquellos artistas que tuvieran el respaldo de una discográfica. 
William Luque no comprende estas palabras puesto que "debería ser TVE quien pague la promoción del artista que va a Eurovisión, no las discográficas" explica. Totalmente indignado solicita que se detalle dónde ha ido a parar todo el dinero de los mensajes de votación del público y opina que "esto es delito, debería ser investigado ¡porque es dinero público!":