Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cerámica, el nuevo objeto cool de deseo

ceramicacooldivinity.es

Tradición y diseño. La cerámica vuelve con fuerza, reconvertida en un objeto de deseo para los amantes del arte. Fer de Ana, Guille García-Hoz, Nuria Blanco, Jaime Hayllón, Aitor Saraiba… Varios son los creadores que se han remangado para traer la tradicional cerámica de Talavera de la Reina, puntera desde hace cinco siglos, a los gustos posmodernos. ¿El resultado? Un imprescindible para estas navidades.

Fer de Ana y su toro sensible: ironía y sensualidad
Un toro sensible, casi afeminado, que triunfa sobre su conflicto de identidad. Una planta carnívora, orgánica y dulce, pero que puede devorarte. El bolo y la bola, seres inocentes y ambiguos, carnales, a punto del propio descubrimiento sexual. Fer de Ana, artista multidisciplinar nacido precisamente en Talavera y formado en Holanda, cuna del diseño objetual moderno, se ha lanzado a crear un universo irónico y sensual en el que nada es lo que parece y todo es dos cosas a la vez. Aquí puedes hacerte con sus piezas (de 150 a 80 euros) y hasta el 24 de diciembre en el mercado de Diseño Pop Up.
ceramica
Guille García-Hoz: Oh my deer Gerardo, cuando la utlidad es bella
La ballena María Cristina ha salido de los mares para alegrarte los días con sus cantos de ballena y amplificador tu teléfono a la vez que hace de jarrón. La elefanta Maribel es muy ‘champanera’. El trofeo de ciervo de tu salón puede contener en los huecos de sus cuernos. Utilidad e ironía son las claves con las que trabaja Guille García-Hoz, que también tiene vajillas de animales geométricos y jarrones de orejas. Aquí puedes echar un ojo (de 225 a 15 euros).
ceramica
Bakea y el dios de Bakelanasland
De Puertollano a Bakelanasland. Así llama Bakea a su mundo interior, un universo lleno de seres de tres y cuatro ojos, cuernos y escamas coloristas, que ahora también son cerámica. Al menos en su representante estrella, el dios de su universo. Su madre siempre tuvo platos de Talavera en casa y él mismo dio clases de cerámica en Malasaña.
ceramica
Nuria Blanco, pintora sobre vajillas
Peces, hojas, bocas, ojos, pájaros, caballos… Nuria Blanco, que se autodefine como pintora que dibuja sobre cerámica, ha ido creando juegos visuales con las diferentes piezas de una misma vajilla, que lo mismo sirven para ‘ilustrar’ una buena comida que para decorar una pared. Un acierto seguro para poner un poco más de arte en las recetas de amigos cocinillas.
ceramica
Aitor Saraiba, el hijo del legionario y el padre del unicornio
Otro talaverano es Aitor Saraiba, que lo mismo firmar una exposición de heavies gays, que crea cuentos infantiles o diseña carteles. El unicornio es su pieza cerámica más conocida, aunque también ha creado corazones, cabras sui generis, triángulos y ratas.
ceramica
Jaime Hayllón para Lladró: lo nuevo dentro de lo viejo
Para los más tradicionales, no podía faltar Lladró… aunque en su versión más vanguardista. ‘The Guest’ Atelier es su personaje estrella en la firma, hecho en porcelana, donde además investiga con jarrones multicolores o ‘the parrots party collection’. En esta ocasión, Valencia es el núcleo de creación, que va de los 2.000 a los 80 euros.
ceramica