Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Diego Botto: "Mi vida cambió el día que nació mi hija: hay un antes y un después"

Juan Diego Bottodivinity.es

Botto es un actor de método y cuando entramos en la sala para verle en 'Clara Bow', él ya está sobre el escenario repasando texto. Quedamos con él para hablar después de su actuación y nos recibe aún con la ropa del personaje. Aunque no se moja demasiado en temas personales, habla con una sonrisa inmensa de su hija Salma. Para él, el mejor momento del día es "recogerla del colegio a las cuatro". Es un hombre de familia, sueña con la felicidad de quienes le rodean. Por eso ha escrito para su hermana María (Botto), también actriz, el texto 'Entre tu deseo y el mío', en el que ella actúa y su madre (Cristina Rota) dirige. Nos confiesa su único vicio: fumar. 

Tu primera frase en la obra es: "¿En qué momento cambió tu vida?". ¿En qué momento cambió la tuya?
Claramente hay un momento que es notable. Me ha pasado a mí y les ha pasado a todos los que han vivido esto. Mi vida cambió el día que nació mi hija: hay un antes y un después.
¿Cuál es tu mejor momento del día con ella?
Recogerla del colegio a las cuatro. 
¿Con qué sueña Juan Diego?
Con muchas cosas, pero en síntesis, con la felicidad mía y de la gente que me rodea.
¿Qué tal con Secun de la Rosa a los mandos de ‘Clara Bow’?
 Pues muy bien, la verdad. Secun es divino, dirige con mucho afecto, con mucho cariño, se lo ha pasado muy bien. El texto es muy divertido de hacer y con los compañeros me he entendido muy bien, da gusto mirarlos cuando están actuando. La experiencia está siendo muy placentera, y eso que hemos tenido muy poco tiempo para prepararla, pero hemos disfrutado mucho del proceso.
Acabas de volver de rodar de EEUU, ¿es diferente trabajar allí?
 Acabo de rodar una serie nueva que se llama ‘Good Behavior’ (Buen Comportamiento) para TNT. La diferencia es el dinero. Cuando hay mucho dinero, hay muchos técnicos. Con lo cual trabajas rápido, nadie está sobrepasado de trabajo, hay tiempo para preparar, los guionistas tienen tiempo para escribir, el director tiene tiempo para planificar…
¿El dinero se traduce en tiempo?
Absolutamente. Cuando tienes tiempo trabajas mejor, es así.
Has estado tres años con ‘Un trozo invisible de este mundo’: ¿qué sabor de boca te ha dejado escribir y actuar?
La experiencia no pudo ser mejor, es una obra a la que le debo mucho. Ha sido sin duda la experiencia profesional más gratificante de mi carrera. Había mucho de mí en ese texto, mucho de las cosas que me inquietan y que me interesaba contar. Mucho de mi historia. Hemos recibido mucho cariño del público y hemos hecho una gira larguísima, siempre llenando, siempre con el público en pie. Cuatro premios Max y muchos halagos por parte de la crítica y del público y eso es muy bonito.
¿Repetirás la experiencia de escribir y actuar?
 Claro, se acaba de estrenar un texto mío en el que yo no actúo, lo dirige mi madre (Cristina Rota), se llama ‘Entre tu deseo y el mío’, es una pieza que escribí para mi hermana María (Botto), que es quien actúa. Y he escrito otro texto para cine, estoy buscando la financiación a ver si podemos rodarlo. Y ahí sí apareceré, aunque muy poquito.
¿Toros sí o toros no?
 No soy muy de toros, nunca los veo.
¿Un libro? 
Te voy a decir dos: el primero es un libro que me impresionó mucho, de Olga Rodríguez (su mujer), que se llama ‘El hombre mojado no teme a la lluvia’. El segundo, que es el que estoy leyendo ahora, ‘Confieso que he vivido’, son las memorias de Pablo Neruda.
¿Un restaurante?
El Delic, aquí en la Plaza de la Paja. Es un sitio al que puedes ir a desayunar, a comer o a tomar mojitos por la noche.
¿Una película?
El Padrino
¿Un vicio?
 Fumar