Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una partida de Risk, un trivial o un parchís... la locura de los juegos de mesa también es cosa de vips

Juegos de mesadivinity.es

Quién diría hace unos años que los juegos de mesa iban a pasar de ser una cosa de frikis a formar parte del entretenimiento de la élite del famoseo, pero así es. Y no me refiero únicamente al póker o al parchís, de los que todos hemos pecado alguna vez, sino a complejos juegos de rol, estrategia e incluso escapismo.

Empezamos con un plato fuerte: Vin Diesel; el famoso actor de la saga 'Too fast, too furious', cuando no está dando mamporros se dedica a jugar al Dungeons & Dragons. Aunque en España es más conocida la serie de dibujos animados o incluso aquel intento de franquicia en el cine con Jeremy Irons, para todo nerd que se precie el título hace referencia al juego de rol en el que se te asigna un personaje con unas características muy concretas que te permitirán (o no) salir con vida de todos los retos a los que te enfrente el máster. A Diesel no es al único al que le gusta explotar su imaginación con este juego, los rumores dicen que Ben Affleck también es un gran aficionado y que llegó incluso a meterle el gusanillo a Jennifer López cuando estaban juntos.
Juegos de mesa
¿Conoces Warhammer? Un juego que consiste en construir tu propio ejército de miniaturas para aplastar al contrincante a golpe de dado, en un campo creado con cualquier material que tengas a mala leche crear. Pues bien, Angelina Jolie antes de dedicarse a su prolífica familia tenía un ejército de Eldars Oscuros, una antigua raza de gráciles xenos humanoides, con los que combatía a diestro y siniestro; Marilyn Manson hacía lo propio con un ejército de orcos (esta raza sí es más conocida por 'El Señor de los Anillos'); y los fallecidos Christopher Lee y Robin Williams también declararon públicamente su afición a la edición espacial de Warhammer 40.000.
Juegos de mesa
Y ahí no acaba la cosa. Emmy Rossum, Sandra Oh y Mila Kunis son unas grandes aficionadas a Los Colonos de Catán, un juego en el que debes ganar puntos construyendo pueblos y ciudades con las materias primas de antaño. Su dinámica es tan adictiva que ya hay versiones en veinte lenguas y se calcula que están enganchados regularmente más de quince millones de jugadores en todo el mundo.

Una publicación compartida de Emmy Rossum (@emmyrossum) el 2 de Ene de 2016 a la(s) 6:32 PST

En el ámbito nacional tampoco nos quedamos atrás y son muchos los famosos que han caído rendidos a los juegos de mesa. Recientemente el actor Sergio Peris Mencheta compartió en su Instagram una timba en toda regla, acompañado por los actores Ricardo Gómez y Miguel Ángel Muñoz, y el político de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

#PowWow e #Idioteces #saturdaynight🎲 #PlanSanoYBarato #HealthyAndCheapPlan #hastalasmil #loimportanteesparticipar #aunqueganarmolabasssstante

Una publicación compartida de Sergio Peris-Mencheta (@perismencheta) el 22 de Abr de 2017 a la(s) 3:11 PDT

No son los únicos; Piqué y Shakira ya han compartido varias puyas en sus redes sociales sobre sus partidas de Scrabble. El clásico juego de formar palabras para sumar puntos parece que es uno de los favoritos del futbolista, aunque la cantante Colombiana ha terminado por vencerle en más de una ocasión... es lo que tiene vivir de las canciones y no de la pelota.
Y acabamos con un tipo de juego que está alcanzando una gran popularidad en nuestro país: el escapismo. Consiste en intentar salir de una habitación, celda o cubículo en un tiempo determinado, resolviendo enigmas, abriendo candados o agujereando paredes. Aunque su versión más extendida es en vivo y en directo, también existe la modalidad de tablero para aquellos que sufran de claustrofobia. Y uno de nuestros actores más queridos que no ha podido resistirse a la experiencia es Mario Casas, que se atrevió a probarlo incluso con un zombie dentro del cuarto.