Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cupcakes de cereza al kirsch

CUPCAKESdivinity.es

Cupcakes de cereza al kirsch. Un postre dulce para los más golosos de la casa y que Alma Obregón ha preparado junto a la bloguera, Sylvia Salas. ¡A disfrutar!

Ingredientes
Para la masa: 100 ml de aceite de oliva, 200 g de azúcar blanco, 3 huevos M, 200 gramos de harina, 1'5 cucharaditas de levadura, 120 ml de bebida vegetal de soja y 24 cerezas deshuesadas.
Para el almíbar: 50 g de azúcar, 50 ml de agua y 30 ml de kirsch.
Para la crema: 125 g de mantequilla, 300 g de azúcar glas y 200 gramos de queso crema.
Paso 1: El bizcocho
Lo primero que se debe hacer para realizar el bizcocho es tamizar la harina con la levadura. Posteriormente, se debe batir dentro de un bol el aceite con el azúcar y los huevos. Primero echamos el azúcar y el aceite hasta que quede mezclado, cuando añadiremos los huevos y seguiremos mezclando los tres ingredientes. Una vez hecho este paso, se añade la harina y la levadura que habíamos tamizado dentro del bol. El siguiente paso es añadir los 120 ml de bebida vegetal de soja y seguir mezclando. Cuando tengamos la masa lista y homogénea, la echaremos en los moldes de la siguiente forma: una cucharada de masa en cada cápsula y se añadirá un par de cerezas en cada cupcake. De esta forma nos aseguraremos que todos los cupcakes tengan varias cerezas. Finalmente, se mete al horno, previamente calentado y con calor arriba y abajo, a 180 grados durante unos 20 o 22 minutos. Para asegurarnos de que están hechos los pincharemos con un palillo. Cuando salga limpio ¡es que están listos!
Paso 2: El almíbar
Una vez que tengamos los cupcakes horneados y fríos, el siguiente paso es realizar el almíbar. En un cazo colocaremos el azúcar con el agua hasta que hierva, cuando añadiremos el kirsch o marrasquino. Eso sí, si no queréis que los niños tomen alcohol, podéis echarlo todo junto y que hierva, de esta forma perderemos el contenido de alcohol (¡ya que el alcohol se evapora y queda solo el sabor de la bebida!). Una vez que hemos mezclado todo, lo que haremos será pintar los cupcakes con la ayuda de una brocha. Depende del toque que queramos, si añade más o menos almíbar. Eso sí, ¡todo con moderación mucho mejor!
Paso 3: La crema
Una vez almibarados y fríos, ¡ya sólo nos falta hacer la crema! En esta ocasión haremos una crema de queso para la que usaremos 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y 300 gramos de azúcar glas bien tamizado. Lo siguiente que haremos será batir la mezcla hasta que se integre. Un consejo es usar varillas porque se integra más rápidamente. Después, con la ayuda de una paleta, rebañaremos bien los bordes del bol y añadiremos los 200 gramos del queso en crema. Volveremos a batir hasta que esté bien mezclado.
Paso 4: La decoración
El siguiente paso será... ¡decorar nuestros cupcakes! Con la ayuda de una manga pastelera iremos añadiendo la crema en círculos, unos sprinkles o fideos de chocolate, una cereza encima y ¡listo!