Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 4: La decoración

Desmoldamos los bizcochos cuando ya estén fríos y con ayuda de la lira intentamos que todos nuestros bizcochos tengan la misma altura. Cogemos una base giratoria para que nos sea más fácil decorar nuestras tartas. Colocamos una base de cartón del tamaño de nuestros bizcochos. Colocamos un poco de crema en la base para que se quede pegado en la base. Encima del primer bizcocho ponemos una buena capa de nuestra crema de relleno y procedemos con los otros dos restantes. Cuando los tengamos todos colocados, cogemos nuestra crema de decoración y aplicamos una primera capa que cubra toda la tarta. Después rellenamos la manga pastelera con la crema y utilizamos una boquilla redonda. Vamos aplicando puntos de crema en hilera y con ayuda de una espátula las vamos estirando. Hacemos esto de forma repetitiva cómo si estuviéramos dibujando unas escamas de pescado. En la parte superior hacemos lo mismo, pero comenzamos por el centro y hacemos una espiral hacía afuera. Cuando esté terminada la metemos en la nevera para que se enfríe y la podemos traspasar a su plató de presentación.