Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una boda, una pérdida y nuevo equipo: verano movidito para Adrián González

adrián gonzalezTon Vilanova

Comenzó con nueve años en la cantera del Real Madrid, el club donde su padre se convirtió en leyenda. A los 18 años debutaba con el primer equipo y todo hacía presagiar que Adrián se haría un nombre en el club blanco pero no fue así: el hijo de Michel ha cambiado varias veces buscando su sitio, alejándose se la alargada sombra de su padre. Ahora recala en el Eibar de la Liga BBVA, junto con su pequeño hijo Nicolás de un año y su mujer Natalia, con la que se casó este verano en una boda de ensueño. ¿Conseguirá quitarse ahí el sambenito de ‘hijo de’?

Muchos pensamos que los futbolistas se pegan unos veranos que para nosotros los quisiéramos: vacaciones a todo tren, yates, fiestas, cachondeo… eso es lo que vemos en sus redes sociales y nos dan una envidia tremenda. Pero en realidad, la temporada estival es época de fichajes y movimientos que hacen que el descanso se convierta en incertidumbre.
adrián gonzalez
Adrián González, el hijo mayor de Michel, comenzó el verano con una boda por todo lo alto con la madre de su pequeño hijo Nicolas, Natalia Coll. Tras siete años de relación, la pareja se daba el sí quiero en la iglesia de Santa Bárbara de Madrid, rodeados de unos 300 invitados. Ella estaba preciosa con un vestido de Helena Mareque, la diseñadora gallega que se está haciendo un nombre entre lo más granado de la alta sociedad madrileña con sus diseños románticos y elegantes.

La verdadera fortuna no es conocer alguien a quien amar, es conocer alguien que ames y te ame con la misma intensidad 💕 @adrianglez8

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

💗 @helenamareque @aortizphoto

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

Además de Nicolás, que ahora tiene un año y medio, a la ceremonia acudían Michel, su mujer Merche y Álvaro, el hermano menor de Adrián que tiene 24 años. Todos degustaron una suntuosa cena en el Castillo de Viñuelas, un palacio fortificado a 20 kilómetros de Madrid dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

#ibiza #theharbourclub 🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴 @adrianglez8

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

Adrián y Natalia pasaron su luna de miel entre Indonesia y Singapur, unos días de relax antes de volver a los entrenamientos. Adrián pensaba que esta temporada iba a continuar en el Elche, club que este año militará en Segunda, pero en un giro del destino acaba de fichar por la SD Eibar (el equipo donde jugó Jota Peleteiro, actual marido de Jessica Bueno), todo un equipo de Primera y se traslada con toda su familia a vivir al País Vasco.

#lomasbonitodemivida #miraton 🐭💕

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

Natalia ya ha dejado claro, a través de las redes sociales,  que está encantada con el nuevo destino de los Gonzalez-Coll y ya conoce una de las atracciones principales de Bilbao: Puppy, el perro gigante cubierto de flores que vigila el Museo Guggenheim de Bilbao.

#mynewhome #sohappy #bilbao 🌸🌺🌷🌼🌻

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

Pero, no todo han sido alegrías para la familia. Esta pasada semana despedían a José Miguel González, el padre de Michel y el abuelo de Adrián. El patriarca de la familia era un hombre muy querido por toda la familia madridista y el gran “culpable” de la extraordinaria carrera de Michel como jugador y entrenador.
Aún sin equipo, Michel podrá darle los mejores consejos a Adrián para que en su paso por Eibar las cosas vayan de maravilla. Entrenador y futbolista ya coincidieron en el Real Madrid Castilla y en el Getafe, aunque la afición siempre se mostró critica con este circunstancia por posible favoritismo.

#elabuelitodemoda 👴🏼🙊😂⭐️

Una foto publicada por Natalia Coll ⭐️ (@__natinat__) el

Muchas jóvenes promesas, hijos de grandes estrellas, tienen una gran presión para estar a la altura del apellido que llevan en sus camisetas y parece que la exigencia es mucho más alta. Adrián, a sus 27 y con su familia completamente formada, debería estar ya ajeno a estas preocupaciones y hacer lo que mejor sabe, jugar al fútbol y hacer que la afición le respete por él mismo y no por lo que representa.
adrián gonzalez
Por cierto, ¿no os recuerda muy mucho a Christian de 'Pasaporte a la Isla'?
adrián gonzalez