Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara Gorro, Ezequiel y su niña vuelven a España: "Estoy muy feliz y buscando casa"

nndivinity.es

Buenas noticias para los Garay-Gorro. Ezequiel Garay ha sido uno de los últimos fichajes de nuestra Liga y la familia se viene a España. De hecho, el argentino se presenta a la afición ché este viernes. La época del frío en el Zenit de San Petersburgo queda atrás y Valencia les acoge con los brazos abiertos. Tamara está “feliz, muy feliz”: “Todo lo bueno llega. Los tres viviremos en Valencia, estamos ya buscando casa”, nos ha dicho en exclusiva a Divinity.

Tamara, que lleva varios años siguiendo a su chico por el mundo (primero Portugal y luego Rusia), tenía ganas ya de volver a casa. Han sido años complicados, en los que ha nacido su hija Shaila a través de una gestación subrogada, legal en Estados Unidos. “El fichaje de Ezequiel por el Valencia nos llena de alegría a los dos. Y además nos gusta que la niña crezca aquí. Me encanta Valencia, aquí pasé mis mejores veranos y los recuerdo con mucho cariño”, ha dicho.
De hecho, en cuanto ha podido, ha subido una foto en Mestalla: "¡Valencianos, España, familia virtual! Celebro con vosotros mi gran felicidad, viviré en ese lugar que tanto me gustó siempre y su gente me encanta, VALENCIA. Gracias por tantos mensajes de cariño, OS AMO! Y por supuesto felicidades a ti mi vida @ezequielgaray24 todo lo mejor lo mereces y una vez más la vida te da una linda recompensa. Valencianos, AMUNT VALENCIA.¡Ole, ole y ole!"
En apenas tres horas, Gorro podrá estar además en Madrid, con lo que podrá retomar sus apariciones televisivas: “Vivir en España facilitará mi trabajo, así podré desplazarme hasta Madrid sin problema”, ha añadido. Tantas son las ganas, que Tamara ha despertado a su chico cantándole su nuevo himno. Ahí es nada.