Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blondie, la perra de mirada bicolor de Mario Picazo

Hoy Coco y Leo me han pedido que os hable de Blondie, la perrita que hace que los días de Mario Picazo sean cálidos y despejados. El animalito pasó sus primeros años de vida en El Rastro de Madrid y ahora, cuando pasa por delante de cubos de basura, no puede evitar acercarse para husmearlos con detenimiento. Esta pastor belga de diez años tiene una mirada muy especial que tiene completamente cautivado a su dueño.
Coco y Leo han hecho las paces, al menos de momento. Desde que están cultivando su faceta artística se llevan mejor. Será porque Coco se pasa las tardes escribiendo y Leo ha decidido dedicarse a la escultura. Claro, siendo ella una perra y teniendo pezuñas en lugar de manos sus logros con la arcilla tienen mucho más mérito del habitual. En este momento se encuentra trabajando en una serie de bustos de perros célebres. La perra Laika, Milú y Lassie serán los primeros personajes que formarán parte de la obra de Leo. Llevan unos días muy tranquilas y todo gracias al arte que le permite tener una visión diferente de la vida y de ellas mismas.
Y hablando de visiones diferentes… Hoy Coco y Leo me han pedido que os hable de Blondie, la perrita que hace que los días de Mario Picazo sean cálidos y despejados. Como estáis viendo en las fotos, esta pastor belga de diez años tiene una mirada muy especial que tiene completamente cautivado a su dueño.
Mario adoptó a Blondie cuando ésta tenía sólo tres años y ya llevan siete juntos. La perrita pasó sus primeros años de vida en El Rastro de Madrid y ahora, cuando pasa por delante de cubos de basura, no puede evitar acercarse para husmearlos con detenimiento. Me cuenta Mario Picazo que la mirada de Blondie es mágica, tiene el ojo derecho de color marrón y el izquierdo azul, y que es una perra muy cariñosa a la que le encanta jugar con los niños. Antes que Blondie, el meteorólogo tuvo otros perros llamados Balu y Bruce. Llama la atención que todos sus nombres empiecen por “B” de borrasca. La pasión que tiene por los animales y el cariño que les da, hace que todos los que le conocemos pensemos que Mario Picazo es un sol.