Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atención: Stella del Carmen está creciendo y quiere dirigir

11divinity.es

Stella está cada vez más atractiva. Este fin de semana la hemos visto con sus padres en un acto benéfico en Marbella, la gala Stalite, donde ha aparecido radiante con un vestido negro y, de paso, ha echado una mano a sus padres desmintiendo con una foto de familia feliz los rumores de crisis en la pareja. A sus 16 años, se le están afilando los rasgos y cada vez se deja ver más en según que eventos de alfombra roja. Repasamos las filias y fobias de esta medio malagueña medio yankee, la "intelectual" del clan según sus propios padres, que sueña con dirigir algún día una película.

Stella del Carmen se define como un chica muy tímida. La única hija del matrimonio Banderas-Griffith, que cumplirá 16 años el próximo 24 de septiembre, no es muy dada a mostrarse delante de una cámara, pero ha sabido entender (quizás gracias a la mano izquierda de su padre con los medios) que es necesario cierto equilibrio entre la vida pública y privada.
A diferencia de su hermana Dakota (hija de Melanie y Don Johnson), entre los planes de Stella del Carmen no está seguir los pasos en la interpretación de su padre, su madre y su abuela. Ella prefiere escribir.  Adora la literatura y saca notas excelentes en el High School de los Ángeles, donde estudia durante el año. De ahí que no sea difícil verla con diferentes novelas en sus vacaciones en Málaga. ¿Sus planes para el futuro? Escribir guiones o dirigir películas sería uno de sus sueños.
22
La moda no es una de sus prioridades, pero salir de compras con su madre y su hermana Dakota es una de las actividades que más le gusta. Stella ha depurado un look entre descuidado y chic que resulta muy actualo: el  "boho chic", una mezcla entre estilo hippie y bohemio que triunfa en Los Ángeles. Pantalones rotos o desgastados, camisas de cuadros anchas, jerséis holgados de colores neutros.
En cuanto a los accesorios, suele decantarse por fulares o colgantes en tonos plateados. Ahora sí, la sencillez que evocan sus outfits para el día a día nada tiene que ver con los vestidos glamurosos que se pone de noche para eventos más sofisticados. La adolescente ha estilizado su figura desde que pegó el estirón hace poco más de un año. Su belleza californiana con tez blanca, pelo largo rubio y ojos azules los ha heredado de su madre, pero su porte y elegancia tienen la firma Banderas.
11
Padre e hija pasan, al menos, un día juntos a la semana. Fue un propósito del actor cuando ella nació: no quería perderse la infancia de sus hija en mitad del caos de Hollywood. Suelen ir al cine, debaten la película y van a tomar algo. "Me gusta tener una cita con mi hija Stella para que me cuente cómo le va su vida, anécdotas de sus amigos, del colegio. Para mí es muy importante esa cita semanal", ha dicho Antonio en varias entrevistas. Otro de sus planazos juntos es acudir a los partidos de basket. Su equipo favorito son los Lakers y se confiesan fans incondicionales de Pau Gasol.