Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

14 restaurantes para 14 citas

Llega el 14 de febrero y Cupido se asegura siempre un sitio en la mesa. La cena más romántica del año no perdona. Más allá de la abundancia del color rojo, las flores y los bombones, e incluso de los detractores de este día dedicado al amor, seguro que en algo estamos de acuerdo: la cena de San Valentín no puede ser una velada más.

Celso y Manolo. Madrid. Para salirse del guion.
¿Un San Valentín en una tasca? ¿por qué no? Las antiguas tabernas se reinventan y resurgen esas barras catizas con solera, rediseñadas con un estilo chic, acogedor y muy pero que muy sofisticadas. Para muestra la taberna de Celso y Manolo, en el corazón de Chueca, una propuesta diferente para una cena romántica sin rosas rojas, pero con unas aceitunas que no negaría Cupido. Reserva ahora.
Celso y Manolo
Chéri. Barcelona. Mon amour.
Barcelona es una ciudad cosmopolita, una realidad que su oferta gastronómica corrobora. Por eso Cheri es un buen plan para el 14 de febrero. Es un concepto de restauración inspirado en un clásico bistrot, con una decoración art deco y una oferta de calidad sofisticada. Cuenta con música en vivo, sonido jazzi (mezcla entre jazz, soul..). Un plan para una pareja que tiene savoir faire. Reserva ahora
Cheri
Días desur. Santander. El sur al borde del Cantábrico.
Ya lo comentan en su web aquello que cantaba Raffaella Carrà: "para hacer bien el amor hay que venir al sur (...) Tuve muchas experiencias y he llegado a la conclusión que perdida la inocencia, en el Sur se pasa mejor..." Ante semejante declaración de intenciones, si estáis en Santander el 14 de febrero, Días desur es un must para ejercer de románticos. Reserva ahora.
días de sur
Dos Torres. Barcelona. Para parejas modernistas.
Situado en una finca modernista de principio de siglo, en pleno corazón del barrio de Sarrià, el restaurante Dos Torres os trasladará a esa Barcelona señorial que no hay que perderse. Ésa Barcelona de pequeñas calles y plazas con encanto alejada de la visita del turista. Reserva ahora.
dos torres
Restaurante La Albufera. Sevilla. El arroz, que no se pase.
El restaurante L'Albufera se encuentra en la ciudad de Sevilla y forma parte del hotel Meliá Sevilla. Se trata de un lugar con encanto que ofrece platos típicos de la cocina mediterránea, aunque su especialidad son los arroces y paellas. Reserva ahora.
la albufera
El Velazquez 17. Madrid. El aire retro-castizo le va bien a Cupido.
Sillas de madera, suelo de damero, papel con motivos tropicales en las paredes, falsos trofeos de cartón... el número 17 de la calle de Velazquez es uno de los sitios de moda de Madrid y San Valentín un motivo con razones suficientes para dejarse ver. Reserva ahora.
El Velazquez
Mirador de Morayma. Granada. Ventanas a la Alhambra.
Un paseo por el Albayzín granadino y una cena en la mejor compañía en un restaurante que cuenta con las mejores vistas a los palacios nazaríes de la Alhambra. Una cena con una sobremesa larga: hay que recrearse porque no todos los días se disfruta de un palco de honor con vistas a uno de los rincones más bonitos del mundo. Reserva ahora.
Mirador
El Monje. Salamanca. Una experiencia religiosa.
Dentro del antiguo refectorio del Convento de San Esteban en Salamanca, se encuentra este restaurante con un nombre que no os convence. Sin embargo, se trata de un lugar lleno de historia donde podréis disfrutar de una cena diferente en el Patio de los Olivos con las catedrales iluminadas al fondo. Reserva ahora.
El monje
Toledana. Toledo. Cena en Palacio.
La luz de las velas, pianista en directo y una noche mágica bajo la Cúpula de un palacio. Si esto no invita al amor, Cupido cuelga el arco y presenta su dimisión. Sin duda, uno de los restaurantes más más románticos de Toledo. Reserva ahora.
Toledana
Cocotte & Co. Valencia. Cerca de las Artes y las Ciencias.
Un local original y ameno en plena ciudad de Turia, aunque el 14 de febrero no permita disfrutar de su estupenda terraza. Ofrece una exquisita carta de cocina mediterránea, de fusión, donde además disfrutar de tapas y cócteles. Reserva ahora.
Cocotte
Alma del Temple. Valencia. Valencia exclusiva. Diseño contemporáneo, platos creativos y mucha innovación. Ésta es la carta de presentación de Alma del Temple. Pero hay más, el pasado verano fue elegido como uno de los diez restaurantes más bonitos del mundo según los exclusivos Restaurant & Bar Design Awards. San Valentín bien merece una visita. Reserva ahora.
alma del temple
La Caléndula. Girona. Buscando lo natural.
La cocina de La Caléndula se compone de platos elaborados con productos naturales y condimentados con flores, hierbas y frutos silvestres que le dan un sabor auténtico. Un punto original: su menú degustación cambia cada mes según el paisaje. El paisaje del 14 de febrero es único y cada pareja tiene el suyo. Reserva ahora.
La Calendula
Salinas 3. Malaga. Tapeo romántico.
Ubicado en el corazón de Málaga, en el barrio histórico y envuelto de encanto se encuentra Salinas 3, un restaurante agradable que ofrece una cocina con sabores tradicionales pero con toques creativos. Si sois de los que preferís tapear con estilo de los sabores del sur, sólo queda elegir acompañar el plan con un buen vino porque éste es vuestro sitio. Reserva ahora.
Salinas
Taberna del Alabardero. Sevilla ¿Por qué no un clásico?
Una antigua casa palaciega del siglo XIX en el centro de Sevilla a priori promete un San Valentín refinado y diferente. Y si además, nos enteramos de que precisamente en esa casa que alberga el restaurante nació y vivió un poeta sevillano llamado Antonio Cavestany (1861-1924) el romanticismo ya está servido. Reserva ahora.
Alabardero